Racing

La tensa espera de Tabó

El delantero, codiciado por Peñarol y Nacional cumple hoy con el triple horario ordenado por el técnico Pablo Alonso. Sus compañeros lo ayudan a mantener la calma, pero no le resulta sencillo. Lo peor fue el domingo, cuando se enteró por la radio que los dos grandes se disputaban su concurso. 

Mientras Peñarol y Nacional pujan por Cristian Tabó, el jugador pasó el día a puro entrenamiento con Racing. Trabajó ayer en triple horario junto a sus compañeros. A las 8 ya estaba levantando pesas en el Parque Roberto y una hora y media más tarde trabajaba en la cancha cumpliendo con las órdenes del técnico Pablo Alonso. Contó que estaba tranquilo y que lo peor había sido el domingo cuando se enteró escuchando la radio que lo querían los dos grandes.

“Hoy estuve mejor, los compañeros me ayudaron a meter la cabecita en Racing y a despejarme un poco. Lo más difícil fue cuando saltó la noticia. Estaba con mi novia, escuchando la previa del clásico y salió primero que ya estaba arreglado con Peñarol y después con Nacional. Quedé helado, pero luego hablé con mi representante, que me explicó cómo estaba manejando la situación, y me quedé un poco más tranquilo”, contó Cristian a Ovación.

Al mediodía almorzó en el Roberto y luego llegó la esperada hora de la siesta en un hotel céntrico, pero el descanso no fue muy extenso. A las 17:30 compartió la merienda con los demás futbolistas y a las 19 se trasladaron al Prado para los trabajos físicos.

“También está la posibilidad de que me pueda ir al exterior, pero lo de los grandes está muy firme”, agregó el delantero, quien es consciente que el gran Apertura que hizo es lo que hoy le permite mejorar. “Hicimos un torneo muy bueno. Mis compañeros me hicieron brillar a mí; ellos son los culpables de todo esto que estoy viviendo”.

Cristian se crió en Colón, en una familia numerosa, de cinco hijos. Su padre José Luis es camionero en una empresa de refrescos y su madre Beatriz se ocupa de la prole. “Mi representante va a evaluar todo y me va a pasar el planteo y yo voy a tomar la decisión con mi familia. La opinión de ellos es la que más cuenta. Lo vamos a decidir entre nosotros, porque no es nada fácil”, enfatizó el segundo de los cinco hijos.

Por estas horas se ha especulado mucho sobre a qué equipo grande pertenece el corazón de Tabó, pero habiendo llegado a Racing a los 13 años, asegura que es hincha de la Escuelita. “Me va a costar mucho dejar este club, hoy soy hincha de Racing, pero es mi carrera”, dijo el delantero que el año pasado tuvo que dejar el liceo en Tercero, pero piensa retomar los estudios.

Tras el tercer horario de práctica fueron a un restaurante cercano al hotel. Mientras Tabó compartía la cena con sus compañeros, el presidente Raúl Rodríguez se reunía con los representantes Matías Fariña y Nicolás Orrico. Era un tire y afloje. Rodríguez tenía una importante oferta de Peñarol y los empresarios intentaban acercarse para llevarlo a Nacional. Hubo avances pero no acuerdo: volverán a reunirse este mediodía.
Tabó se fue a dormir sabiendo que esta tarde podría tener que presentarse en Los Aromos o Los Céspedes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)