PEÑAROL

El tendón que le fue fiel al "Vikingo"

En cuatro años tuvo buenas y malas. “Lo peor es cuando no jugás y Peñarol pierde”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Marcel Novick

El yeso quedó atrás para Marcel Novick. Aunque lo ha cambiado por una bota y aún le quedan cinco meses de rehabilitación por delante, el hecho de volver a entrenar en Los Aromos hace que se sienta mejor. "Necesitaba venir. Me gusta estar con el grupo y sentirme parte por lo menos del vestuario, ya que no puedo entrenar con mis compañeros. Al menos compartir con ellos me alivia la cabeza", dijo el volante, quien se rompió el tendón de Aquiles en la final del Uruguayo frente a Plaza Colonia. "Voy paso a paso, me queda un poco más con la bota para poder empezar a caminar de a poco, pero estoy muy tranquilo. El mes de yeso lo pasé haciendo quietud, tirado, pero como hubo Copa América y Eurocopa para mirar tuve para entretenerme. También soy del play y de mirar películas", contó. Asumir que había sufrido una lesión grave que lo iba a tener medio año lejos de las canchas no fue sencillo para Novick, aunque aseguró que sus 32 años influyeron en que lo tomara de buena manera.

"Cuesta tomar conciencia. Lo he visto en compañeros y sé que hay que estar fuerte de cabeza para la recuperación. Pero me agarra ya maduro y me tocó en un cierre justo, en la final y saliendo campeones. Eso en lo mental fue bueno, porque si me hubiera lesionado tres meses antes hubiera sido muy duro. Me pasó jugando y siendo importante para el equipo. Como que el tendón aguantó hasta la final. Eso en lo anímico me juega a favor", explicó el volante, que tiene dos Campeonatos Uruguayos en su haber. "Los dos los disfruté mucho. El del 2012-2013 era mi primer titulo, pero salir campeón con Peñarol es lo máximo y se siente siempre igual", aclaró.

En la temporada pasada los aurinegros fueron muy criticados y eso puede haberle dado otro sabor a la conquista. "Cuando se pasa raya, se siente distinto y las críticas ya no importan. El mejor equipo es el que sale campeón", afirmó. "A veces es duro escuchar críticas día a día y también aceptarlas. Aunque en algunos momentos fueran justas. Igual nosotros teníamos claro que nuestro objetivo no era jugar lindo sino ganar. Si se puede, mejor, pero nuestro objetivo es el que conseguimos".

Lleva cuatro años en Peñarol y ha pasado buenos y malos momentos. Llegó de la mano de Gregorio Pérez, quien fue criticado por incorporarlo; sin embargo, no demoró en meterse en el corazón de los hinchas. Lo que más le costó en este tiempo fue ver al equipo perder estando afuera. "Cuando peor me sentía era cuando no jugaba y Peñarol no ganaba. Sentía una gran impotencia. Se te junta todo: que no te tienen en cuenta y todavía el equipo pierde... Querés solucionar las cosas y no podés estando afuera. Esas fueron mis etapas más duras porque uno siempre quiere jugar y no hacerlo te hace sentir que no sos jugador. No estar en el banco, quedar afuera del plantel y no concentrar, es lo peor".

LAS GANAS. Recién está conociendo a los jugadores que llegaron al club. Y no puede evitar recordar cuando él lo hizo desde Rampla. "Llegar a Peñarol es espectacular y uno lo hace con unas ganas bárbaras de demostrar que puede rendir en el club. Siempre le digo a los que vienen, que no se olviden de esos primeros momentos. Que no pierdan esas ganas, esas fuerzas de los primeros días en los que nunca te cansás. Que lo mantengan, porque a veces te acostumbrás. Siempre hago el ejercicio de recordar cuánto soñé venir a Peñarol y todo lo que viví para hacerlo. Me lo recuerdo para no aflojar nunca".

Entre las incorporaciones hay dos volantes, Guzmán Pereira y Ángel Rodríguez, pero a Marcel no le preocupa. "A mí me quedan cinco meses sin jugar y cada uno que viene es bienvenido. Para mí cuantos más seamos, mejor, porque los campeonatos no los gana un equipo sino el plantel. Capaz que en otro momento te diría otra cosa".

Sabe que le va a costar estar ausente en el Campeonato Uruguayo Especial y en la Copa Sudamericana, pero se conforma y piensa en positivo. "Por suerte pude disfrutar del semestre pasado, estuve en la inauguración del estadio y salí campeón".

La barba, el estudio y la vida privada.

"Por suerte se me terminó dando lo de ser jugador, porque si no hubiera estado perdido. No me gustaba estudiar", admitió Marcel, quien sin embargo ahora hace con gusto el curso de técnico y le va bien.

Al volante no le gusta hablar de su vida privada. "Creo que los jugadores, más en un club grande, están expuestos a muchas cosas. Me parece bien que se opine y se critique de lo que pasa en la cancha, pero en el resto uno es un ciudadano más y debe ser tratado como tal", explicó. Y al final se refirió a su "look" vikingo. "La barba nunca fue cábala, me gusta simplemente. En Rampla la tuve años, pero no tan larga. Es un tema de gusto y la pelada también, igual me queda a poco pelo".

SE SUSPENDIÓ EL AMISTOSO CON JUVENTUD

Alex Silva debutó en los Aromos.

Alex Silva entrenó ayer por primera vez en Los Aromos, se presentó acompañado por sus representantes: Álvaro Escames y Gabriel Álvez. Trabajó en el gimnasio, donde los aurinegros cumplieron con un movimiento regenerativo, y luego participó de los trabajos en la cancha de césped sintético con absoluta normalidad.

El ex-Wanderers quedó loco de la vida con la forma en que lo recibieron sus nuevos compañeros. Y se sorprendió con la humildad de los integrantes del grupo.

En otro orden, el partido que el equipo de Jorge Da Silva iba a realizar esta mañana frente a Juventud de Las Piedras fue suspendido debido al mal estado del tiempo y de las canchas. Por lo tanto, ahora ponen proa a Buenos Aires, donde el viernes jugarán un amistoso ante Lanús.

GOLEADORES SOBRE LA MESA.

Se vienen cámaras para el CDS.

En la reunión del Consejo Directivo de Peñarol se decidió invertir y comprar las cámaras de identificación facial para el Campeón del Siglo.

A su vez, Ricardo Rachetti renunció a la delegación aurinegra en la AUF y su lugar será ocupado por Fernando Goldie, quien a a partir de ahora acompañará a Jorge Barrera en la misma.

Obviamente el tema fútbol estuvo presente en la reunión de los consejeros. El presidente Juan Pedro Daminai quedó preocupado por el rendimiento del equipo ante Deportivo La Coruña, pero se entiende que recién fue el segundo partido y que los nuevos futbolistas deben acoplarse. Los nombres de los dos goleadores del Uruguayo, Junior Arias y Gastón Rodríguez, también estuvieron sobre la mesa, aunque aún no hicieron oferta alguna.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)