CAMPEONATO URUGUAYO

Para la temporada 2021, Danubio deberá apostar a los juveniles y esa es su especialidad

El franjeado asumirá un reto muy importante y la base de ese plantel está en casa, como ya ocurrió en otras ocasiones.

Nicolás Siri (16) y Santiago Mederos (23) son interesantes proyectos que Danubio tiene de cara a lo que se vendrán en 2021. Foto: Juan Manuel Ramos.
Nicolás Siri (16) y Santiago Mederos (23) son interesantes proyectos que Danubio tiene de cara a lo que se vendrán en 2021. Foto: Juan Manuel Ramos.

Hay un dicho popular que dice que “para atrás solo para tomar impulso” y en las últimas horas hay una institución en el fútbol uruguayo que sufrió un revés muy grande: Danubio. El pasado martes confirmó su descenso luego de empatar 2-2 ante Deportivo Maldonado.

Como le ocurre a cada equipo en este tipo de instancias, el golpe es duro, pero mucho más lo es para un equipo como el franjeado, que está más acostumbrado a pelear títulos que a pelear descensos y mucho menos a sufrirlos, como ocurrió en el cierre de la temporada 2020.

Lo cierto es que con el hecho consumado, no queda otra que poner manos a la obra, reponerse del golpe y pensar en lo que vendrá. Buscar un rápido regreso es la necesidad del conjunto de la Curva de Maroñas y encontrar las mejores vías para hacerlo es el primer paso.

Como uno puede imaginarse, estar en la Segunda División no es lo mismo que la máxima categoría y eso puede traer consigo ciertas dificultades para encontrar jugadores e incluso para poder solventar el pago de ciertos contratos, pero ¿qué reto más interesante puede haber para un equipo considerado como “La Universidad del Fútbol”?

De forma histórica, Danubio siempre fue considerado una institución con uno de los mejores trabajos en formativas, lo cual no solo le valió diferentes títulos en este contexto, también que de su cantera surgieran grandes jugadores que destacaron en el plantel principal del equipo danubiano y luego en el exterior.

De hecho, el propio club se encargó de destacar a varios de esos futbolistas que nacieron en el club a lo largo de los 89 años de vida y que luego tuvieron carreras muy interesantes. Esa lista tenía nombres como los de Ruben Sosa, Ruben da Silva, Álvaro Recoba, Marcelo Zalayeta, Fabián Carini, Javier Chevantón, Ruben Olivera, Walter Gargano, Cristhian Stuani, Edinson Cavani y José María Giménez.

Si bien los ejemplos son varios, uno de los más destacados en la actualidad es el del "Matador", quien tras debutar en el elenco franjeado siguió creciendo en el fútbol europeo para ser goleador en el Viejo Continente y también en la selección uruguaya.

Con los juveniles como base es que Leonardo Ramos podrá armar un plantel competitivo de cara a lo que será la temporada 2021 y si bien contará con la presencia de algunos jugadores de experiencia, seguramente tendrá mayoría de hombres de la casa.

Precisamente en el cierre de la temporada 2020 eso fue una constante en el equipo de la Curva de Maroñas. La imagen de Nicolás Siri (16 años) celebrando con la pelota su hat-trick ante Boston River es solo una muestra de lo que fue un plantel con jugadores como Mateo Ponte, Santiago Mederos, Maximiliano Rodríguez, Lucas Monzón, Facundo Silvera o Santiago Paiva, que asumieron el reto de luchar la permanencia con el club que los crió desde muy jóvenes.

También hay otros casos como los de aquellos jugadores que hoy ya son experientes, pero que también son producto de la franja, como Salvador Ichazo, José Luis Rodríguez, Sergio Rodríguez, Leandro Sosa, Pablo Siles o Matías Jones, demostrando que la apuesta a los juveniles no es algo de hace pocos años.

Todos los que están hoy o los que pasaron por la Primera División de Danubio tras hacer las juveniles son la muestra más clara del trabajo que se hace y de la importancia que tiene en la institución.

No será fácil -claro que no- porque los rivales también juegan y porque Danubio no está acostumbrado a estar en la Segunda División (la última vez fue hace 52 años), pero aferrado a sus raíces, a sus juveniles y a sus principales características, el elenco franjeado podrá hacer un rápido retorno a la Primera División.

“Para atrás solo para tomar impulso”. No sería el primero ni el último equipo que luego de descender se revolucionaría para bien, poniendo las cosas en su lugar. Y en eso ya puede empezar a trabajar Danubio.

El récord de más jugadores en mundiales Sub 20

Las formativas de los equipos se suelen reflejar luego en la selección uruguaya, tanto en las juveniles como también en la mayor, y en ese sentido Danubio también destaca. Si bien hubo mucha evolución de otros equipos en los últimos años, el elenco franjeado sigue siendo la institución que aportó más jugadores a las selecciones uruguayas que participaron en mundiales Sub 20 hasta la fecha.

Son un total de 45 los futbolistas surgidos en La Franja que luego estuvieron en planteles mundialistas de la categoría desde la primera participación celeste en el año 1977 hasta la última, en 2019.

Precisamente Emiliano Ancheta y Thomás Chacón fueron los dos que representaron al franjeado en la última Copa del Mundo juvenil que se disputó hace un par de años en Polonia y donde Uruguay llegó a cuartos de final.

Actualmente en la Sub 20 que entrena bajo las órdenes de Gustavo Ferreyra se encuentra el zaguero Mateo Ponte. En la Sub 17 de Diego Demarco trabajan el arquero José Río y los delanteros Nicolás Siri y Franco González. En cambio, en la Sub 15 de Alejandro Garay se encuentran los volantes Bruno Macchi y Axel Montaña.

En la selección mayor también hay jugadores nacidos en Danubio, ya que si uno repasa la última lista de reservados se encuentra con nombres como Sergio Rochet, José María Giménez y Cristhian Stuani, teniendo en cuenta que Edinson Cavani, habitual convocado, no formó parte de la lista luego de estar suspendido por dos encuentros.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados