COPA LIBERTADORES

Los temores de Álvaro Gutiérrez se hicieron realidad y perdió Nacional

El técnico había dicho que le preocupaba cómo le cabeceaban al equipo en defensa y por esa vía llegó el gol con el cual el tricolor cayó 1-0 en su visita a Cerro Porteño, quedándose sin invicto en el certamen continental y cediendo la punta del Grupo E al conjunto paraguayo.

Cerro Porteño vs. Nacional
Sebastián Fernández ante Cerro Porteño. Foto: EFE

Nacional perdió su invicto en la Copa Libertadores al caer 1-0 contra Cerro Porteño por la tercera fecha del Grupo E. También fue la primera derrota de los tricolores bajo la conducción de Álvaro Gutiérrez, quien no tiene buenos números en competencias internacionales si sumamos los dos partidos en la Copa en su anterior pasaje por los albos, cuando quedó eliminado en fase previa contra Palestino.

Como era previsible, Nacional salió decidido a esperar a su rival en su propio campo. Gutiérrez salió a jugar con un marcado 4-1-4-1 en el que Rafa García fue el volante tapón y por delante de él jugaron Seba Fernández a la derecha, Felipe Carballo y Joaquín Arzura por el medio y Kevin Ramírez a la izquierda.

Este sistema generó que los tricolores no pasaran mayores sobresaltos en los primeros minutos del partido, pero también provocó que cada vez que el equipo recuperaba la pelota rápidamente la perdía porque había mucha distancia con Gonzalo Bergessio (anoche fue capitán), a quien desgastaban con pelotazos largos.

Cerro Porteño apostó a las corridas por izquierda y al buen juego de Juan Escobar. Precisamente un centro suyo terminó en la cabeza de Haedo Valdez, pero encontró bien parado a Luis Mejía, quien ocupó el arco tricolor.

Los guaraníes encontraron el gol en el minuto 26, con un tiro libre en tres cuartos que peinaron en el primer palo y por el segundo llegó solo Víctor Cáceres, a quien Fernando Jubero colocó tras una tendinitis poco más de un mes después de su último partido.

Foto: AFP
Foto: AFP

Gutiérrez había expresado tras el triunfo contra Cerro que se había quedado preocupado por alguna falta de reacción en las pelotas quietas en contra y ayer le costó caro.

La única situación de gol clara de los tricolores en 45’ (más allá de varios córners que tuvo) fue un cabezazo de Bergessio que se fue rozando el palo izquierdo de Rodrigo Muñoz.

Cerro Porteño también estuvo cerca de aumentar la diferencia con un doble cabezazo de Haedo Valdez y Carrizo, que el argentino lanzó por encima del horizontal.

Para el segundo tiempo llamativamente Nacional no salió a jugar más adelante, siguió con su idea de juego, mientras que a Cerro Porteño no le incomodó, porque manejó con criterio la pelota y no pasó zozobras.

Gutiérrez mandó a la cancha a Viña y a Santi Rodríguez y modificó el 4-1-4-1 inicial para pasar a un 4-4-2. Ese hecho provocó que Nacional buscara por el lado izquierdo con Viña, que estuvo cerca de empatar con un tiro-centro que se metía, pero que Muñoz logró sacar. El lateral entró bien y también generó un buen centro que Sant’Anna terminó con un remate que se desvió y casi fue gol.

Nacional no le encontró la vuelta al juego, aunque en el final estuvo cerca de empatarlo. El planteo fue muy avaro y el resultado terminó siendo hasta lógico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)