PEÑAROL

El técnico miró la mitad llena

Bengoechea prefirió pensar que aumentaron la diferencia y siguen dependiendo de ellos mismos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Elogios. Tuvo Pablo Bengoechea para el juego bohemio. Foto: Ariel Colmegna

Pablo Bengoechea llegó a la sala de conferencias del estadio con una botella de agua por la mitad. Y dijo que la había llevado para explicar que había dos formas de mirar el empate frente a Wanderers: la mitad llena o la mitad vacía. "Si nos quedamos con que no logramos los tres puntos, miramos la mitad vacía. Si en cambio pensamos que logramos un punto, aumentamos la diferencia y seguimos muy bien ubicados y a falta de dos fechas seguimos dependiendo de nosotros para conseguir el objetivo, miramos la mitad llena".

Luego aseguró que sus futbolistas habían hecho uno de sus mejores partidos, al menos en el desgaste. "A la hora de marcar Peñarol hizo un buen partido, sobre todo por la calidad del rival, por el manejo de pelota que tiene Wanderers".

Y dijo que creía que al final del partido sus jugadores no sabían si seguir buscando la victoria o cerrar el partido. "Creo que el no saber si ir a buscar la victoria, o estar bien parados para defender el punto, llevó a que Wanderers manejara los últimos minutos".

Admitió que su equipo no había tenido el rendimiento que esperaba durante el campeonato, pero que estaban primeros porque "los futbolistas han sido muy responsables. Tenemos jugadores que saben jugar el campeonato y eso nos ha llevado a estar bien ubicados", dijo y al final, se refirió a lo que significó jugar tras la derrota de Nacional.

"Durante la semana manejamos que el resultado del sábado no nos tenía que cambiar. Obvio, que nos favoreció porque pasara lo que pasara, íbamos a seguir primeros. Intentamos no pensar en eso, y hacer lo que habíamos planificado. Pasó lo que nos imaginábamos. Sabíamos que Wanderers iba a ser muy difícil".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)