PEÑAROL

El técnico no corre riesgos

Bengoechea reconoció que después de los 80’ mira mucho el resultado.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
“Bien vos”. Cuando sale, Bengoechea saluda a Pacheco. Foto: Francisco Flores.

"Esta fue una victoria importantísima para Peñarol". Así comenzó la conferencia de prensa Pablo Bengoechea tras el triunfo frente a River Plate. "Le damos muchísimo valor a los tres puntos por lo que fue el rival, por el partido que hizo y por lo bien trabajado que está y la cantidad de años que lleva Almada en el club. Le damos mucho valor", insistió el entrenador aurinegro.

Más adelante dijo que el partido le resultaba difícil de analizar y que debía ver las imágenes por televisión porque había una cantidad de jugadas y fallos que de afuera no se ven bien. "Y a veces esos fallos pueden hacer que uno gane un partido injustamente o se complique injustamente".

Con respecto a la mano en el gol de River reconoció que no lo había visto. "No la veo, se dificulta con el gol en contra. Lo que llamó la atención es que todos los jugadores fueron a protestar".

Peñarol volvió a sufrir en los últimos minutos del partido, tal como había sucedido frente a El Tanque. "Al igual que el fin de semana anterior fueron sólo cinco minutos. A veces parece que fuera todo el partido de esa forma. En fútbol, si uno va logrando un objetivo en los últimos minutos hay una forma muy sencilla de liquidarlo que es hacer un gol más. Pero muchas veces hay que correr riesgos y yo no estoy tan de acuerdo con correr riesgos. En este momento estoy más para asegurar los partidos", reconoció. "De los 80 para adelante, ya miro muchísimo el resultado e intento que el equipo corra la menor cantidad de riesgos posible", insistió el técnico carbonero.

"Más allá de alguna jugada puntal, creo que Peñarol en el segundo tiempo defendió bien. Tuvimos más dificultad en el primer tiempo, en el segundo vi un partido bastante controlado por más que River, como tiene muchos argumentos, se fue arriba a buscar descontar y después a empatar. Creo que Peñarol hizo un partido prolijo. Fue inteligente para jugar el segundo tiempo", añadió.

Más adelante consultado sobre el hecho de que, tanto ayer como frente a El Tanque, su equipo sacó la diferencia y luego terminó exigido, respondió: "ojalá pase siempre eso. Ojalá podamos sacar siempre la diferencia y ganar por un gol. Que no sea como frente a Sud América que nos hizo un gol y después pasamos 80 minutos para empatar y no pudimos. El fútbol tiene esas cosas. Lo ideal es no sufrir y que el rival no te llegue con claridad, pero esto es fútbol. Y fútbol uruguayo, donde los equipos son muy parejos y cualquiera le puede ganar a cualquiera. Hoy le damos mucha importancia a los resultados y a la posición que tenemos en la tabla. Ahora vamos a jugar pensando en esa posición y en que hay que cuidarla. No se nos puede escapar", enfatizó y repitió como cada fin de semana que no piensa en la tabla Anual. "No tenemos por qué cambiar, estamos lejísimos. El Clausura es el objetivo".

Al finalizar, dijo que había visto muy bien a Gonzalo Viera y a Leyes. "Estamos muy agradecidos a los jugadores y muy contentos porque están aprovechando su oportunidad. Los que han actuado en los últimos partidos lo han hecho muy bien y eso nos da esperanza e ilusión de cara a lo que se viene".

Con respecto a Urretaviscaya explicó que el que tomó la decisión de no jugar fue él. "Decide él. No se siente al 100%. Lo vamos a seguir esperando. Es un jugador muy importante para nosotros. Estamos ansiosos de que se encuentre bien".

Viera: feliz por su hijo; triste por el juez

“Estoy muy contento, fue un partido muy difícil. Habíamos trabajado mucho durante la semana para contrarrestar los puntos altos de River. Por suerte nos salió bien y tenemos los tres puntos en casa”, dijo Gonzalo Viera, quien ayer fue titular por primera vez en el equipo de Bengoechea debido a la lesión de MacEachen. “Nuestro objetivo es salir campeones. Seguir primeros es nuestra ilusión. Ahora vemos un poco más cerca la tabla Anual. Veremos como terminamos”, dijo y contó cómo vio el gol de River. “Fue una clara mano. Yo creí que lo iba a cobrar. El juez no lo vio así, lamentablemente”. Luego dijo que estaba feliz de haber salido al campo con su hijito Renzo.

Sebastián Píriz fue a buscar a Inella

Sebastián Píriz, que acababa de regresar al vestuario tras el triunfo, volvió a salir y se encaminó con pasos rápidos y decididos, hacia el vestuario de River. Golpeó la puerta y esperó. Salió Ángel Rodríguez, que como había salido en el entretiempo, ya estaba cambiado y se iba. Píriz le pidió que llamara a Claudio Inella y Rodríguez trató de disuadirlo. "¡Decile que salga!", insistía el volante mirasol. Enterados de la presencia de Píriz, varios futbolistas de River salieron del vestuario a encararlo. Entre ellos no estaba Inella que ya había entrado a ducharse. Píriz terminó en el corredor dialogando con Ángel Rodríguez y el "Morro" García que lo convencieron de que regresara a su vestuario.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados