copa libertadores

El técnico de Botafogo quiere más poder de ataque

El rival de Nacional busca refuerzos para darle al equipo el potencial que todavía no tiene.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Rodrigo Pimpao, el artillero que ha tenido Botafogo en la Copa Libertadores

Está enojado y clama a viva voz, en plena conferencia de prensa, por la incorporación de jugadores para obtener el poderío ofensivo que hoy no encuentra en las filas de Botafogo, porque se fueron algunas piezas importantes o porque otros no están en condiciones físicas de jugar como titulares.

Jair Ventura, el entrenador de Botafogo, futuro rival de Nacional en los octavos de final de la Copa Libertadores espera que la dirigencia cubra tres lugares y así el equipo llegue bien reforzado para enfrentar en el "mata-mata" a los tricolores.

Una de las piezas más importantes, Sassá, ya no está. Firmó un contrato con Cruzeiro hasta el año 2021. "En una secuencia negativa de resultados, ¿quién va a pagar la cuenta? Yo", dijo el técnico del equipo albinegro.

"Estamos llegando a la parte más importante de las competencias sin jugadores. Tenía a Sassá, ahora sólo me queda Roger en el momento más importante del año, estoy perdiendo jugadores. ¿Quién va a pagar la cuenta? Soy yo".

El primer refuerzo

Las quejas han aparejado movimientos de los dirigentes y el primer refuerzo que será Marcos Vinícius, que llegó desde Cruzeiro como parte de la transferencia de Sassá.

El mediapunta de 22 anos podrá actuar en el Brasileirao, pero no podrá jugar en la Copa de Brasil. En la Libertadores, Jair Ventura planea substituir tres jugadores pero todavía no hay certeza de que Marcos Vinicius sea uno de los nuevos ingresos, porque el DT está esperano ver qué le traen los directivos.

Marcos Vinicius, según el propio entrenador, es un jugador que tiene una muy buena gambeta y que cuenta con un excelente promedio de aciertos en el último pase.
 
El otro jugador que quieren es el centrodelantero Luciano, actualmente atacante del Leganés de España. Las negociaciones han comenzado y hay confianza de que prosperen de manera positiva.

Nacional será el quinto equipo campeón de la Libertadores que Botafogo enfrentará en la actual edición del torneo continental.

En la fase preliminar se midió contra Colo Colo de Chile (campeón en 1991) y Olimpia (1979, 1990 y 2002); en la fase de grupos contra Estudiantes (1968, 1969, 1970 y 2009) y Atlético Nacional (2016).

¿Cómo juega?

Los últimos partidos han dejado en evidencia muchos problemas en el equipo de Botafogo. En el Brasileirao, por ejemplo, ya son cuatro partidos sin victorias.

En la Copa Libertadores cerró su actuación en el Grupo 1 con una derrota ante Estudiantes de La Plata y ganó la llave por un gol de diferencia contra el Barcelona de Guayaquil.

Si Nacional fue el peor equipo, en cuanto al puntaje logrado, de los segundos, Botafogo fue el penúltimo de los primeros, apenas superando por un gol a San Lorenzo de Almagro para quedarse con el séptimo puesto de ese ranking de líderes.

Rodrigo Pimpão se ha convertido en pieza clave del andamiaje de Jair Ventura porque anotó cuatro goles. Es un volante que se ha ido transformando en mediapunta de acuerdo al esquema elegido por el conductor en algunos partidos.

Como el técnico está obsesionado con lograr una efectividad mayor, para que el equipo sea más incisivo, la integración titular ha ido mutando. El problema mayor está en la conversión, porque en la Copa y en fase de grupos convirtió nada más que seis goles, lo que lo transformó en el peor equipo brasileño del certamen en ese rubro.

Otro serio inconveniente que apareció en el Glorioso, como lo apodan en Brasil, es la falta de concentración en la retaguardia. Ese aspecto hizo, por ejemplo, que Botafogo recibiera cinco goles en la llave 1. Apenas uno menos que los goles que convirtió.

En las fases preliminares Colo Colo le hizo dos goles y Olimpia uno. A este último lo pudo superar en la definición por penales.

La figura inicial tampoco ha logrado una consistencia, como consecuencia de los problemas marcados. De local en Estadio Olímpico Nilton Santos (conocido como Engenhao), actuó con un 4-2-3-1, pero también con un 4-3-3. Mientras que de visitante ha jugado con el tradicional 4-4-2, pero también ha colocado un delantero solo y un mediapunta por detrás. 

Una formación base ha sido la de Roberto (Gatito) Fernández; Emerson Santos, Joel Carli, Igor Rabello, Victor Luis; Airton, Bruno Silva; Walter Montillo, Camilo, Rodrigo Pimpao y Roger.

Cuando estuvo Sassá, Rodrigo Pimpao jugó por extrema derecha, Guilherme fue el centrodelantero y Sassá el extremo izquierdo. Sin Sassá y de visitante Camilo jugó por detrás de Roger.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)