DANUBIO

El "Tato" prepara a su equipo para pelear arriba

Danubio realiza una dura pretemporada con triples turnos. "Vamos a arrancar en la parte baja de la tabla y eso le cuesta a los jugadores, a nosotros y al hincha, pero no la vamos a mirar", dijo el DT.

martin garcia
"Tato". Martín García ordena la tarea ayer por la tarde en el Parque Roosevelt donde su equipo cumplió con el triple horario de la jornada. Foto: Gerardo Pérez. 

 El ómnibus de Danubio estaba estacionado en el Parque Roosevelt, donde los jugadores cumplían con el tercer turno del día. Algunos de los autos que pasaban por avenida de las Américas hacían sonar sus bocinas al ver el bus, o los conductores gritaban algo.

Es que los de la franja vienen de hacer una muy mala segunda parte de año 2019 y necesitan recuperarse. No haber clasificado a una copa internacional fue muy fuerte para ellos. Deben volver a ser lo que marca su rica historia y para eso fueron a buscar al “Tato” Martín García. El técnico, entusiasmado, prepara al equipo para dar vuelta la pisada.

“Estamos trabajando mucho pero es lo normal en esta época del año. De repente es lo más jodido, o lo que menos le gusta al futbolista, pero es la que te da la base para todo el año, para evitar lesiones, entonces hay que ponerle ganas. Este trabajo que hacemos en el parque es lo que les va a dar aire para todo el año”, dijo el “Tato”.

“Además, hoy las pretemporadas son otra cosa, están constantemente con la pelota. En la época nuestra las pretemporadas eran mucho más duras y se lo digo a los jugadores”, agregó quien está muy contento en Danubio, donde ya había trabajado en juveniles en la temporada 2013-2014. Es más, eso hace que ya conozca al 90% del plantel.

charla
Físico. Fue el trabajo que realizaron los danubianos. Foto: Gerardo Pérez.

También está conforme con las incorporaciones que refuerzan al equipo donde consideraba necesario. Tal es el caso de Darío Denis, Yeferson Quintana, Lucas Rodríguez, Rodrigo Piñeiro, Nicolás Prieto y el paraguayo Julio Domínguez.

argentino

Nequecaur está casi hecho

El centrodelantero argentino Luciano Nequecaur está a punto de concretar su llegada al club. Viene del Marítimo de Portugal donde jugaba poco. Martín García lo venía siguiendo sobre todo en su pasaje por el fútbol mexicano donde ha convertido muchos goles.

El lunes pasado jugaron el primer amistoso y golearon 3 a 0 a Canelones del Este, que viene de ser campeón de su zona. Los 27 futbolistas del plantel sumaron minutos y se cumplió con mantener el cero en el arco, que es una de las premisas del “Tato”. Y además vino muy bien en lo anímico.

“Siempre es lindo ganar, sobre todo cuando la cosa no viene tan bien. Ganar es muy bueno en lo anímico, más teniendo en cuenta que hay jugadores muy jóvenes”.

A pesar de que Carlos Grossmüller (36), Mauricio Victorino (37)y Diego Martiñones (34) equilibran un poco, el promedio de edad del plantel es de 22 años. “Hay gente joven y veloz por las bandas. A todo eso vamos a tratar de sacarle el jugo”.

entrena

Diego Ifrán con la Tercera

Tras casi dos años sin jugar al fútbol Diego Ifrán está entrenando con la Tercera División del club. Debe ponerse a punto físicamente y dentro de un mes se juntará a conversar con el “Tato”. Es un goleador y si está bien el técnico puede echarle mano en algún momento del año

RELEGADO. En su primer día de trabajo en Danubio el técnico le explicó al plantel que debían bajar el porcentaje de goles en contra: “El año pasado el equipo tenía casi los mismos goles en contra que a favor. Hacemos mucho hincapié en mantener el cero en el arco”.

El órden es otro de los puntos que “Tato” considera clave en su trabajo. Y es muy exigente. “Trato siempre de sacarle lo máximo al futbolista. Y nunca hago lo que no me gustaba que me hicieran algunos entrenadores que tuve. Parto siempre de esa premisa. Por eso trato de darle la misma bola a todos. O darle más bola a los suplentes, a los que están afuera, más que a los once titulares. Porque en alguna época de mi vida fui suplente y me sentí muy relegado. Y muchas veces del que más necesita un entrenador es del que no está jugando. Por eso siempre trato de estar arriba del que no está jugando y de los jóvenes para marcarles un camino”, aseguró García, quien se autodefine como un apasionado de su trabajo y del fútbol.

Corridas
A toda velocidad. Así se preparan los franjeados. Foto: Gerardo Pérez. 

La disciplina también es importante para el exBoston River. “A la hora de joder capaz que soy el primero en hacerlo, pero a la hora de trabajar somos muy exigentes”, advirtió, tras explicar que jamás entra al vestuario de los futbolistas, que es sagrado para él.

Y no se queda atrás a la hora de motivar. “Trato de motivarlos siempre, a veces con cosas positivas y otras con negativas que sé que al futbolista no le gustan, pero trato de pinchar ahí. Hay alguno que una puteada lo clava de cabeza y no lo levantás más y otros que aprietan los dientes y van a dar mucho más. Pero hay que conocerlos. Y al 90% del plantel ya lo dirigí. Sabemos que vamos a arrancar en la parte baja de la tabla y eso le cuesta a los jugadores, a nosotros y al hincha, pero no la vamos a mirar. Danubio tiene que pelear arriba, donde tiene que estar siempre”.

Maravilla
"Maravilla". Carlos Grossmüller corre junto a Mauricio Victorino Diego Martiñones. Foto: Gerardo Pérez.
grossmüller

"Maravilla" le apunta a los cuatro primeros partidos

Carlos Grossmüller sabe que deben borrar la imagen que dejaron el año pasado. “Va a ser un año muy duro para nosotros. El año pasado se hizo una segunda mitad muy mala, tanto que va a ser difícil repetir algo así. Fue tan malo que ahora sólo nos queda mejorar. Creo que tenemos que apuntarle a los primeros cuatro partidos para así olvidarnos de la tabla de abajo. Ahora estamos trabajando, pensando que vamos a arrancar muy mal el campeonato y que tenemos que sumar sí o sí”.

Seguramente, para “Maravilla”, criado en Danubio e hincha del club, el 2019 fue muy complicado. “Fue muy difícil para todos. Después del buen Apertura que habíamos hecho, donde sacamos puntos que no estaban en los planes, no esperábamos la segunda mitad del año tan mala que hicimos. Pero por algo pasan las cosas. Ahora solo nos queda asumir la responsabilidad de estar en el puesto en que estamos y trabajar duro para salir de ese pozo”, agregó.

Grossmüller es consciente que deben evitar los goles y mejorar la conversión. “Es un poco de todo. Si mantenemos el cero en el arco, que es un trabajo de los once, no solamente de los defensas y el arquero, tenés más chances de ganar. Lo demás es más fácil porque con la clase de jugadores que tenemos, las chances siempre se crean. Aunque obviamente, después hay que concretarlas y convertir los goles”, afirmó y se refirió al nuevo técnico.

“Es muy bien, muy serio. De repente habla poco pero en el campo tiene las ideas claras y las transmite muy bien. Por ahora estamos más que nada con la parte física, con el profe que también trabaja muy bien. Estamos haciendo todo para empezar bien el año. El triple horario es bravo, seguramente va a ser la parte que voy a extrañar menos cuando deje de jugar, pero es lo que nos toca ahora. Lo hacemos, se sufre, pero también se disfruta”, dijo quien espera recuperar al club antes de retirarse. “Ojalá podamos volver a dejar a Danubio donde debe estar”, culminó quien es siempre el último en salir del vestuario porque le gusta compartir un mate y charlar con sus compañeros. Algo que tratándose de quien se trata, mucho disfrutan los más jóvenes.

a rocha

Restan tres amistosos por jugar

Los danubianos arrancaron bien los amistosos: venciendo 3 a 0 a Canelones del Este. El sábado harán fútbol interno y el próximo miércoles jugarán con Deportivo Maldonado. La otra semana, el 29, con Rentistas y el 1° de febrero fueron invitados a reinaugurar el estadio Sobrero en Rocha.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados