TORNEO APERTURA

Tambalea: falta de equilibrio

El Peñarol de Ramos ataca con muchos jugadores y defiende con pocos: ese desbalance le juega una mala pasada al equipo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto: Ariel Colmegna.

El partido de Cochabamba y el de ayer ante Fénix en Jardines del Hipódromo evidenció el principal problema que tiene este Peñarol: el desbalance.

El mirasol es un equipo que propone, de eso no hay dudas. Intenta jugar rápido, no hace tiempo y le suma vértigo de mitad de cancha en adelante, algo que no abunda en nuestro medio.

Sin embargo, esto en varias ocasiones le termina jugando una mala pasada porque queda defendiendo con pocos futbolistas. ¿Por qué recién esto se notó en los dos últimos encuentros? Porque fueron los primeros en los que el equipo comenzó en desventaja. En los anteriores, logró marcar primero o mantener el cero y eso lo hizo llevar el trámite de cada encuentro con otra tranquilidad, sin tanto desorden y haciendo que el equipo no quede quebrado.

Estando abajo en el tanteador, si no le encuentra la vuelta rápido, el DT demostró que no especula y se juega todas sus cartas. Sin dudarlo.
Ante Wilstermann, en el complemento, Ramos metió tres jugadores de peso ofensivo: Nicolás Dibble, Juan Martín Boselli y Matías Mier. Sacó a Alex Silva y a Tomás Costa. Ayer, lo mismo. Hizo ingresar a Dibble, Diego Rossi y Mauricio Affonso.

En ambos cotejos, se observó cómo Peñarol terminó atacando con cinco, seis y hasta siete hombres. Contra Wilstermann le dio para ponerse nuevamente en partido (parcial 2-3) y ante Fénix le permitió llegar al empate. Lo que sí es cierto es que quedó muy expuesto a la hora de defender. En la Copa, lo sufrió y terminó recibiendo tres goles en el tramo final del encuentro. Frente al albivioleta, contó con la fortuna de que el rival no tuvo la misma precisión en los últimos metros.

Guzmán Pereira queda como único volante de marca. Nahitan Nández, un tractorcito, va y viene pero no siempre puede llegar a ocupar todos los huecos. Los demás, dan una mano pero no sienten esa vocación defensiva y claro, se nota.

Encima, los laterales terminan sufriendo esto porque por características y el ritmo que intenta poner Peñarol, constantemente se van al ataque y luego en la vuelta terminan teniendo inconvenientes con las pelotas que le ponen a sus espaldas.

Cuando el aurinegro tiene que salir a buscar el partido porque está en desventaja, se quiebra. Suma gente en ataque y deja muchos espacios atrás. Ese desbalance se nota y por momentos le termina generando un gran dolor de cabeza. Los partidos terminan siendo golpe a golpe: ataca, ataca y ahoga a su rival, pero queda demasiado expuesto cuando tiene que defender.

Tema a corregir para lo que viene, pensando en lo local y en lo internacional.

Ramos: “Cometimos dos errores y nos hirieron”

“El equipo hoy dejó todo para pedir disculpas por lo que fue el partido con Wilstermann. Se demostró entereza anímica”, explicó Leonardo Ramos una vez finalizado el partido. “Creo que si hubo un dominador de la pelota fue netamente Peñarol. Tuvimos durante mucho tiempo del partido la pelota nosotros. Hay que valorar la actitud de los jugadores”, afirmó.

“Hoy quedo triste por el resultado pero hay que ser coherente con lo que estoy diciendo porque los jugadores dejaron todo”, agregó el entrenador mirasol. Sobre el transcurso del encuentro dijo: “De todas maneras me quedo con una sensación bastante amarga porque creo que el equipo durante los 90’ jugó un buen partido pero cometimos dos errores y nos hirieron”.

Ramos fue crítico con el juego de Fénix: “El equipo de hoy se metió demasiado atrás, sabíamos que iba a pasar eso y además se hizo mucho tiempo, que te quita un poco de ritmo, pero bueno, hicimos todo para quedarnos con el resultado”.

Pereira: “Hay que levantar la cabeza”

“Es un momento jodido. Estamos trabajando mucho, pero la pelota no quiere entrar. En el primer tiempo estuvimos algo imprecisos. Perdimos muchas pelotas. En el segundo creo que dominamos totalmente. Hay que levantar la cabeza y seguir”, señaló Guzmán Pereira.

“Pagamos muy caro errores nuestros. Eso es lo que más le molesta a uno. Hay que corregirlo para lo que viene. Estamos en un club grande como Peñarol y no podemos tener estos errores”, explicó el volante sobre los dos tantos de Fénix.

Asimismo, agregó: “Hoy conseguimos el empate con mucho carácter. Hay otra actitud y eso se nota... Otro Peñarol como se viene diciendo, pero si no ganás, de nada sirve”.

Por último, consultado sobre el choque del jueves ante Altético Tucumán, declaró que “es un equipo muy fuerte” pero aclaró: ”Más que mirar lo otro, hoy lo que tenemos que hacer es mirar lo nuestro para poder mejorar”.

FÉNIX 2-2 PEÑAROL

Estadio:
Jardines del Hipódromo.

Árbitro:
Daniel Fedorczuk. Asistentes: Carlos Pastorino y Mauricio Ituarte. Cuarto árbitro: Daniel Rodríguez.

Fénix: D. Denis, A. Gabrielli (33' R. Fernández), M. González, I. Pallas, J. Álvez, R. Ferro, R. Abascal (75' L. López), R. Cabrera, F. Estoyanoff, K. Gissi y M. Acuña (80' P. Olivera). DT: G. Ferrín.

Peñarol:G. Guruceaga, A. Silva (64' D. Rossi), I. Villalba, R. Arias, L. Hernández, N. Nández, G. Pereira, C. Rodríguez, G. Rodríguez (51' N. Dibble), L. Cavallini y J. Arias (67' M. Affonso). DT: L. Ramos.

Goles: 32' A. Gabrielli (F), 48' F. Estoyanoff (F), 74' C. Rodríguez (P) y 87' N. Nández (P).

Amarilla: 44' G. Rodríguez (P), 45' L. Cavallini (P), 46' R. Abascal (F), 49' J. Álvez (F), 58' M. Acuña (F), 74' D. Denis (F) y 84' N. Nández (P).

Rojas: No hubo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)