MUNDIAL 2018

De Tala a Rusia: Stuani lleva 10 años en Europa y está en gran nivel

Lleva 19 goles en la tabla de la Liga, los mismos que Griezmann, y los hinchas de Girona le piden que no se vaya nunca

Foto: EFE
Foto: EFE

El grito de ‘¡uruguayooo!’ suele bajar de las gradas del estadio Municipal de Montilivi donde Girona juega de local. Y no es para menos, Cristhian Stuani lleva anotados 19 goles en la Liga y está sexto (junto a Griezmann) en la tabla de goleadores detrás de monstruos como Messi, Cristiano y su compañero de selección, Luis Suárez.

No es poco, menos para alguien que defiende a un equipo que ascendió el año pasado y cuyo plantel no puede compararse al de Barcelona o Real Madrid. No recibe más que felicitaciones, pedidos de fotos y ruegos de los hinchas para que no deje nunca el club, al que defiende desde julio del año pasado.

“Verme ahí, con esas estrellas, figuras del mundo, porque en esta Liga hay grandes jugadores, es impresionante. Lo valoro mucho. He jugado muchos años en España y sé lo difícil que es, más en un equipo recién ascendido como Girona. Es un gran orgullo, pero no me conformo. Siempre quiero más y eso es lo que me lleva a superarme año a año”, contó Stuani desde su casa en PGA, un barrio privado en las afueras de la ciudad.

Girona le ha caído muy bien al delantero nacido en Tala hace 31 años. Si bien siempre ha hecho goles a lo largo de su carrera, en Uruguay y en España donde defendió a Albacete, Levante, Racing de Santander y Espanyol, la ciudad ubicada en el nordeste de la comunidad autónoma de Cataluña, que limita con Francia y tiene la Costa Brava a pocos kilómetros le sienta de maravillas a Cristhian.

“Estoy tranquilo y cómodo, tenía muchas ganas de volver a la Liga española, no solo por lo deportivo sino también por mi familia que se siente muy a gusto acá”, explicó Stuani, quien regreso a la madre patria, donde hizo la mayor parte de su carrera, tras su pasaje por el Middlesbrough de Inglaterra. “Me recibieron muy bien, caí muy bien en el grupo de entrada y desde que comenzó el campeonato no he parado de hacer goles. Y eso me reconforta mucho porque es volver a demostrar lo que soy como delantero, como 9. Y en un campeonato donde yo tenía muy buenos antecedentes”, explicó.

“Estoy en un momento espectacular, tengo experiencia porque he jugado en muchas ligas, y con el paso del tiempo uno va aprendiendo cosas y madurando. Cosas que te han pasado, buenas o no tan buenas, pero de todo se aprende. Estoy en una edad perfecta para poder hacer una gran temporada”, añadió el goleador, que tiene dos años más de contrato con Girona.

En la historia.

“Cuando llegué encontré un club que está en formación, porque es el primer año que compite en Primera División, es un año histórico para el club. Es un club chico, pero tiene todas las condiciones, las ganas y la ilusión de crecer y ser un club más importante hoy o mañana. Y se están haciendo las cosas muy bien. Encontré un club que tiene una ilusión enorme y mucha hambre de conseguir cosas importantes. Mantener la categoría era el objetivo y se consiguió bastante rápido. Ha sido un año muy positivo, no sólo en lo individual sino también en lo colectivo”, relató el delantero.

En un año muy importante para Girona, el uruguayo ya ha quedado en la historia con sus goles. “Hice el primer gol del club en Primera División, le ganamos a Real Madrid acá de local, algo histórico y yo también convertí. Y también soy el goleador histórico del club. En estos momentos soy como la historia viva del club, porque recién este año estamos escribiendo la historia en Primera. Mi nombre va a estar ahí siempre y para mí, como uruguayo, es algo muy lindo”.

En una ciudad de casi 100.000 habitantes, todos son hinchas del equipo. Y Stuani no recibe más que cariño. “La gente está muy enganchada con el equipo, ha sido como un boom. Los hinchas estaban ilusionados, pero no esperaban que lo fuéramos a hacer tan bien en Primera División. Personalmente, la gente me reconoce enseguida y me demuestra muchísimo cariño. Fotos, autógrafos, soy el goleador y la gente te lo reconoce. Me dicen que están encantados de que esté en el equipo y no quieren que me vaya. Me metí en el corazón del hincha, algo que no es fácil de lograr en un período tan corto, no hace ni un año que estoy acá”.

Stuani lleva diez años jugando en Europa lo que no es sencillo para nadie. Algo que no imaginaba cuando daba sus primeros pasos en el club Atenas de baby fútbol en Tala, ni cuando llegaba a Danubio con 13 años. “He hecho una carrera hermosa. De niño soñaba con ser un jugador profesional y llegar a la Selección o a jugar en Europa. Ahora, que han pasado tantos años me doy cuenta que he hecho las cosas bien, porque mantenerse acá tanto tiempo no es sencillo y en ligas que son las mejores del mundo. Lo valoro mucho porque siempre tengo claro de donde vine y como se dio todo eso. Me reconforta mucho”.

Llega al Mundial de Rusia en un momento espectacular. Ha jugado todo el año convirtiendo muchísimos goles. “Qué la gente esté ilusionada es muy bueno. Nunca habíamos conseguido una clasificación directa y por más que fue difícil, fue tranquila. Todo eso genera optimismo en la gente y en nosotros también. Además, tenemos jugadores que están en las grandes ligas y jugando a un nivel impresionante. Eso produce ilusión. En el grupo tenemos claro que el Mundial va a ser muy difícil, que todas las selecciones son difíciles, por algo están ahí. Hay que disfrutarlo, pero con responsabilidad. No se si llegamos mejor que en otras oportunidades, pero si nos fijamos en la Eliminatoria, el resultado fue mejor. Y la preparación también. Lo más difícil es clasificar, después es todo color de rosa. Todo lo previo al Mundial es muy lindo, hay que disfrutar porque ver a Uruguay ahí es un orgullo para todos”.

Stuani ya estuvo en Brasil y sabe lo que significa cantar el himno en un Mundial. “Es de esas sensaciones únicas que te de al fútbol. No tiene punto de comparación. Es algo especial, es de los mejores recuerdos y ya lo tengo gracias a Dios y me gustaría repetirlo”, dijo quien sabe que tiene por delante ni más ni menos que a Suárez y a Cavani. “Está bravo, je. Pero también me siento orgullosos de llevar años en la Selección con delanteros como ellos. Y compartir el grupo con ellos ha sido muy bueno”, aseguró.

Es más, Stuani está en constante contacto con Suárez. “Hablamos seguido. Estamos pendientes uno del otro, de cómo nos va en la Liga y comentamos los partidos. Hablamos de los goles, ‘qué golazo que hiciste o qué gol erraste’, pero de cuántos me lleva él a mí, ni de que estoy cerca de él en la tabla, no. Él quiere que me vaya bien y yo quiero que le vaya bien a él. Nos damos para adelante”.

Mundial

Viajará con flor de hinchada

Stuani aún no sabe cuándo viajará a Uruguay, porque todavía no se han fijado los últimos partidos de la Liga española, pero presume que será alrededor del próximo 23. Su familia vendrá con él, luego regresarán a España para que los niños terminen el colegio y después irán a Rusia. No sólo su esposa Ximena y sus hijos, Josefina, de once años y Constantino de cuatro, sino también sus padres. “Invité a mis papás también y están locos de la vida”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)