SELECCIÓN

Tabárez a la cancha: no habrá ampliación del seguro de paro

El 31 de julio vence el plazo del seguro de desempleo y la AUF ya decidió que regrese la actividad del cuerpo técnico de la Celeste.

Óscar Tabárez en el partido de Uruguay-Estados Unidos
Óscar Tabárez y Celso Otero en el partido de Uruguay-Estados Unidos

Está decidido, aunque falta una resolución formal. El cuerpo técnico de la Selección uruguaya de fútbol volverá a trabajar en el Complejo Celeste desde el próximo 1° de agosto. Cumplido el plazo legal del seguro de paro, el gobierno de la Asociación Uruguaya de Fútbol (AUF) no realizará una solicitud de extensión del subsidio.

En la AUF entienden que la desescalada de la pandemia del COVID-19 que está abriendo las puertas para el regreso de las competiciones deportivas en todo el continente también propiciará una definición en lo que respecta a la disputa de las Eliminatorias de Catar 2022. Por esa razón, entonces, no habrá un pedido de prórroga para la ampliación de la suspensión laboral que se hizo con todo el cuerpo técnico del combinado.

Si bien se sabe que hoy parece muy difícil aventurar un comienzo de la fase de clasificación para ir a la próxima Copa del Mundo e incluso pueden existir grandes dudas de que eso acontezca en septiembre próximo, ya empieza a asomar con mayor claridad la posibilidad de que antes de la finalización del año las selecciones estén compitiendo por ser mundialistas.

Es más, recientemente, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, en un mensaje que remitió a todas las asociaciones miembro del organismo rector del fútbol mundial alertó: “Me complace decirles que estamos avanzando a buen ritmo. Estamos cerca de presentar una solución equilibrada que tenga en cuenta la situación y las necesidades de todos”.

Eso lo remarcó al momento de establecer que además del regreso de las ligas había que garantizar que el fútbol pueda volver en su totalidad. E incluyó a las selecciones, el fútbol femenino, etc.

Si en septiembre no se puede, será en octubre o en noviembre, pero la idea primaria es que se compita este año.

Estas señales de la FIFA van en sintonía con lo que también se está transmitiendo a nivel continental. Aunque en algunos países el coronavirus sigue teniendo mucha fuerza, lo que obliga a extremar los cuidados sanitarios para no perder más vidas, la sensación de que la Copa Libertadores regresará en 2020 como siempre lo estimó el presidente de Conmebol Alejandro Domínguez (sin modificación del formato) crece día a día.

Cada vez son más los que creen que en setiembre o en octubre volverá el torneo recorriendo toda Sudamérica, porque el hecho de que faltan tres o cuatro meses para llegar a esa instancia aleja la visión pesimista.

Aunque habrá que tener las autorizaciones de los gobiernos y, fundamentalmente, de los ministerios de salud pública, en Conmebol están convencidos que la elaboración de un plan especial sanitario es lo que permitirá que las delegaciones deportivas viajen a cualquier país del continente.

“La salud es lo primero”, han dicho Infantino y Domínguez de manera reiterada, pero ahora sin alejarse de esa consideración observan, como lo dijo el titular de la FIFA, que hay “un rayo de esperanza para el futuro”.

Esto también pone a la AUF en la situación de tener que ponerle punto final al seguro de desempleo del entrenador de la Selección uruguaya y de todo su cuerpo técnico.

Y esto sin ignorar que una ampliación del subsidio debería contar con el aval del propio técnico y hasta incluso ser avalada por el Ministerio de Trabajo.

crisis sanitaria

El dinero de la FIFA demora

El pasado 5 de junio, en un video que Gianni Infantino remitió a toda la familia de la FIFA, explicó que la ayuda económica que se entregará a las asociaciones tendrá una demora de dos o tres semanas. “Queremos que el plan de alivio económico tenga un gran alcance y basado en las necesidades de cada uno. Estamos elaborando un sistema razonable para entregar soluciones”, dijo el titular de la FIFA. Además, pidió paciencia a todos los dirigentes para definir el regreso de los aficionados a los estadios. “Es evidente que el fútbol sin espectadores no es lo mismo, pero tenemos que ser pacientes a la hora de considerar cuando es oportuno que regresen”, dijo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados