ADIÓS 2020

Tabaré Vázquez, el presidente campeón con Progreso

Antes de su carrera política fue un destacado dirigente deportivo, que alcanzó la cumbre con el club de su barrio

Tabaré Vázquez
Tabaré Vázquez en sus tiempos de presidente de Progreso.

El deporte también tuvo motivos para despedir con congoja y respeto a Tabaré Vázquez, el dos veces presidente de la República fallecido el 6 de diciembre: fue el presidente de Progreso en el período en el cual el club de La Teja saltó desde la “C” a la “A”, se clasificó para la Copa Libertadores y finalmente se consagró campeón uruguayo en 1989.

En este país donde durante muchos años la carrera política estuvo estrechamente vinculada a la actividad como dirigente de fútbol, Vázquez fue el primer (y hasta ahora único) titular de un club que fue elegido para ocupar el más alto cargo ejecutivo de la República.

Hombre del deporte, presidió la Liga Universitaria de Deportes, era aficionado al boxeo y cada vez que tuvo un tiempo libre la pesca estuvo entre sus alternativas de esparcimiento. Pero el club que lo hizo conocido fue Progreso, fundado por su abuelo y otros familiares y por cuyas inferiores pasó brevemente. Temperamental, apasionado, en más de una ocasión se tomó a golpes de puño con hinchas rivales en una cancha de fútbol.

Bajo su mandato el equipo conoció los mayores éxitos de la actividad local. La consagración como campeón uruguayo se produjo en 1989, en forma simultánea a su ingreso a la política: su campaña como candidato a la Intendencia de Montevideo.

Con posterioridad se mantuvo vinculado a Progreso, con mayor o menos cercanía de acuerdo a las diversas directivas, colaborando activamente con los festejos del centenario. En 2017 dispuso la realización de un Consejo de Ministros en la sede del club, en el mismo local que el 30 de noviembre fuera designado sala teatro “Tabaré Vázquez”.

En 1987 fue designado para trabajar en una comisión de reestructura del fútbol uruguayo. Ese mismo año se manejó su nombre para presidir la AUF pero no alcanzó los votos ante el rechazo de Peñarol, entonces presidido por José Pedro Damiani, vinculado al Partido Colorado, en un episodio notorio por su trasfondo político.

Como presidente de la República, tuvo reuniones para poner en marcha junto a Argentina la organización del Mundial 2030.Además, durante sus gobiernos impulsó el programa “Gol al futuro” y promovió la obligatoriedad de

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados