COPA SUDAMERICANA

El susto se apoderó de Manizales tras el desmayo de Jorge Aguilar

El zaguero paraguayo chocó con un compañero y debió ser asistido por los médicos de ambos equipos para reanimarlo.

Foto: AFP
Foto: AFP

Deportivo Santaní de Paraguay, con Nicolás Olivera como titular y Emiliano Albín en el banco de suplentes, derrotó 2-0 a Once Caldas y así avanzó a la Segunda Fase de la Copa Sudamericana, pero el juego quedó marcado por una situación que no terminó en tragedia por muy poco y por la rápida reacción de los jugadores y los cuerpos médicos.

Jorge Aguilar fue a buscar una pelota al aire, chocó con un compañero y cuando cayó quedó inmóvil. Fidencio Oviedo, compañero de Aguilar, fue el primero en asistirlo, pero rápidamente pidió auxilio de los médicos. Pocos instantes después eran jugadores de ambos equipos los que lo solicitaban y médicos de los dos clubes los que ingresaban al campo.

La situación no parecía sencilla y los médicos debieron hacerle tareas de primeros auxilios en el césped para reanimarlo. Los jugadores comenzaron a correr los carteles ubicados alrededor del campo de juego para que la ambulancia pueda ingresar y con el paso de los minutos la situación se recompuso.

El jugador se despertó y de hecho los médicos de ambos equipos comenzaron a hablarle para conocer en qué situación estaba. De todas maneras inmediatamente fue llevado a un sanatorio donde con el paso de las horas mejoró.

Más tarde, el jugador ya recuperado regresó al estadio para festejar junto a sus compañeros la clasificación y declaró: "Recibí un golpe muy duro al costado de la cabeza que me dejó con la luz apagada. Gracias a Dios y a la rápida actuación de los médicos estoy recuperado. Quedó solo en el susto y ahora ya me estoy recuperando".

Precisamente el médico de Once Caldas se pudo reunir con el jugador tras el partido y dialogaron y se tomaron una foto que el médico luego subió a sus redes sociales:

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)