INTERMEDIO

Danubio - Peñarol: otra suspensión en un Torneo Intermedio enfermo de COVID-19

Apareció un quinto caso positivo de COVID-19 en Danubio y quedó postergado su partido con Peñarol; aún no hay fecha, se definirá el lunes.

Ramos
El técnico Leonardo Ramos y los dirigentes de Danubio querían jugar,  todo cambió cuando apareció el positivo de Lucas Rodríguez. Foto: archivo El País.

La postergación del partido entre Danubio y Peñarol -que debía jugarse este sábado en el estadio María Mincheff de Lazaroff- por los casos positivos de COVID-19 puede traer otras consecuencias como la postergación del clásico.

La Mesa Ejecutiva de la AUF recién se reunirá el lunes para definir cuándo se jugará el partido entre danubianos y aurinegros. Incluso podrían dejarlo para después de la última fecha en caso de que no tenga injerencia en la definición de la serie B del Intermedio.

En ese sentido, cabe recordar que hoy Nacional lidera el grupo con 12 puntos, seguido de River Plate y Fénix con 9. Danubio tiene 8 puntos y Peñarol 6. Así las cosas, si los tricolores le ganan mañana a Boston River llegarán a 15 unidades y ya no podrán ser alcanzados ni por los franjeados ni por los aurinegros, por lo cual la postergación no tendría injerencia alguna en la definición de la serie B.

El choque más importante del fútbol uruguayo está fijado para el domingo de la semana siguiente y, según los reglamentos, no puede disputarse la última fecha si queda algún partido pendiente. Por lo tanto, se podría pasar la última fecha íntegra para el siguiente fin de semana.

El positivo de Lucas Rodríguez, el quinto en el plantel de Danubio, fue determinante para que los de la Franja solicitaran a la Mesa Ejecutiva la postergación de su partido frente a Peñarol correspondiente a la sexta fecha del torneo Intermedio.

Hasta ese momento, a pesar de las pruebas con resultado positivo de Santiago Paiva, Matías Jones, Johan Romaña y José Luis Rodríguez, en Danubio estaban dispuestos a jugar. Era la opinión del técnico Leonardo Ramos y también de los dirigentes encabezados por Arturo Del Campo.

Solicitar la postergación en las primeras horas de la noche de ayer fue más que nada un asunto de responsabilidad para los danubianos. Se entiende que seguramente hay otros futbolistas que están incubando el virus y podrían contagiar a los aurinegros, por ejemplo durante las aglomeraciones de jugadores que se producen en un córner.

“Sería una locura jugar, como también fue una locura hacerlo contra Nacional porque también se podrían haber contagiado varios futbolistas”, dijo uno de los directivos de Danubio. Es que cuando jugaron contra el equipo de Giordano ya había dos futbolistas con el virus: Rodrigo Piñeiro y José Luis Rodríguez.

El festejo de los jugadores de Danubio tras uno de los goles ante Nacional. Foto: Leonardo Mainé.
El festejo de los jugadores de Danubio tras uno de los goles ante Nacional. Foto: Leonardo Mainé.

“Seguramente ese partido no se postergó porque Nacional tenía que jugar por la Copa Libertadores entre semana. Si no, no se entiende por qué se suspendió el partido de Plaza Colonia con Rentistas, cuando había un solo futbolista positivo y que se viene recuperando de una lesión”, continuó el dirigente refiriéndose al arquero Nicolás Guirin, que solo había estado presente en un entrenamiento con sus compañeros, porque se estaba recuperando de una grave lesión en el ligamento de una de sus manos. El encuentro entre los colonienses y los Bichos Colorados se jugó recién el pasado jueves.

posición

Peñarol espera jugar el domingo

La posición en Peñarol es muy clara: el partido no se puede jugar miércoles ni jueves de la semana próxima sencillamente porque no darán los tiempos para que los cinco futbolistas de Danubio afectados de COVID-19 se recuperen. “Los jugadores van a tener que esperar una semana para hacerse los hisopados, es decir hasta el viernes, y siempre que les dé negativo y no aparezca algún caso más, entonces será posible jugar el partido recién el domingo, porque nosotros tenemos las elecciones el sábado y ya pedimos que no nos fijen jugar ese día”, expresó a Ovación el vicepresidente aurinegro, Rodolfo Catino. El dirigente también entiende que la última fecha, la del clásico, se deberá postergar al menos una semana, pues por reglamento “no se puede jugar si hay partidos pendientes”. A Peñarol le conviene que el clásico se siga postergando para recuperar a Walter Gargano y lograr una mejor forma física y futbolística de Ariel Nahuelpán.

En realidad, sólo dos futbolistas de los cinco que dieron positivo de coronavirus iban a ser titulares en el equipo de Ramos para enfrentar a Peñarol: Santiago Paiva y Lucas Rodríguez, pues si bien el “Puma” José Luis Rodríguez integró las oncenas durante la mayoría de los partidos del año, no venía siendo alineado por el entrenador.

En Danubio se entiende que jugar sin ellos era dar ventaja, teniendo en cuenta a su vez que Rodrigo Piñeiro ya se ha recuperado de la enfermedad -pues los últimos hisopados le dieron negativo-, pero seguramente aún no está para sumar demasiados minutos, mucho menos para jugar todo el partido. Sobre todo si se considera que del COVID-19 suele costar recuperarse físicamente.

Fue justamente “Loly” Piñeiro el primero en dar positivo tras compartir un mate con un amigo, que luego resultó positivo.

La mayoría de los positivos de Danubio continúan aislados en el hotel, aunque otros se retiraron a sus domicilios. Tal fue el caso de Santiago Paiva.

antecedentes

Cuarta postergación por COVID-19

La postergación del encuentro entre Danubio y Peñarol a causa del coronavirus es la cuarta que se realiza desde que se declaró la pandemia, la tercera en noviembre y la segunda en la última semana, lo cual dispara todas las alarmas sobre la factibilidad de que se pueda terminar la temporada. El primer antecedente de suspensión se remonta al 26 de septiembre, cuando el futbolista entonces tricolor Felipe Gedoz dio positivo al entrar a la burbuja luego de disputar el partido por Copa Libertadores en Venezuela frente a Estudiantes de Mérida. Entonces se postergó toda la fecha, por más que fue el único caso. Lo mismo pasó el 14 de noviembre cuando a Rodrigo Piñeiro, futbolista de Danubio, se le detectó el contagio. El pasado fin de semana se postergó para el jueves Rentistas-Plaza Colonia por casos en ambos planteles. Ahora se repite la suspensión de solo un juego por el brote surgido en la Franja, que aún puede tener más positivos.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados