BARCELONA CAMP

Superó las expectativas e hizo historia

Casi 600 niños disfrutaron del Barcelona Camp en lo que fue cifra récord.

Foto: FCBEscola
Los 300 niños que participaban en el turno de la mañana. Foto: FCBEscola

Cuando BigSports, empresa que asesora la carrera de Pablo Cuevas y que es socia del Grupo Brasileño FABERG, y Tenium, socios del Barcelona en Uruguay, se ilusionaron con la llegada de la FCBEscola a nuestro país, seguramente buscaban lograr esta concurrencia, pero de imaginarla a que sea un hecho era un camino largo y que llevaba mucho trabajo. De todas maneras, eso no fue impedimento para que lo que comenzó como un sueño se hiciera realidad.

Fueron casi 600 los niños que tuvieron la experiencia de participar del Barcelona Camp en Uruguay y que lograron una cifra récord en nuestro país. Es que ningún Campus del equipo catalán en el mundo había alcanzado una cifra tan alta de participantes en su primera edición, pero la tradición fue más fuerte.

Incluso hubo cerca de 300 chicos que se anotaron pero que no pudieron participar pero que quedaron en lista de espera ante una posible segunda edición.

El equipo del Barcelona Camp conociendo el Estadio Centenario.
El equipo del Barcelona Camp conociendo el Estadio Centenario.

Un país como Uruguay, con una gran efervescencia deportiva y aún más en el fútbol, no podía fallar en esta convocatoria que reunió una gran masa de niños y niñas que disfrutaron de una semana que segurmante no olvidarán jamás.

Eran cerca de las nueve de la mañana cuando casi 300 niños se hacían presentes para disfrutar jornada tras jornada durante la semana entre el 5 y el 9 de febrero. Por la tarde pasaba exactamente lo mismo y es que alrededor de tres centenas de chiquilines cumplían el horario desde las 14:30 hasta las 18.

Como si eso fuera poco, el clima acompañó durante toda la semana para hacer que la experiencia sea completa y cuando en la última jornada comenzó a llover, poco le importó a los niños que disfrutaron de igual manera la participación.

Es que muchos han soñado con ponerse alguna vez la camiseta blaugrana y poder convivir con entrenadores del club y sentirse por un momento que están participando de los entrenamientos de Barcelona es casi un sueño hecho realidad para todo el que quisiera participar, por eso mismo es que al Campus concurrió un niño con problemas auditivos, otro con capacidades diferentes y dos que superaron un cáncer y que vibraron con una experiencia inolvidable.

El equipo del Barcelona Camp junto a Fabián Coito en el programa "Pelota al Medio a la Esperanza"
El equipo del Barcelona Camp junto a Fabián Coito en el programa "Pelota al Medio a la Esperanza"

Las cinco canchas que fueron utilizadas por el Barcelona Camp que lucían en un perfecto estado, en el complejo del Náutico, se vieron repletas durante ambos turnos y en el correr de los cinco días que duró la experiencia. Las mismas se dividían en dos canchas de fútbol 9, con los niños más pequeños, y con tres canchas de fútbol 11 en las que entrenaban los más grandes que llegaban hasta los 15 años.

El método Barcelona tiene sus propias maniobras al momento de trabajar y por eso mismo es que cada cancha de fútbol 9 era dividida en cuatro donde se trabaja con 10 niños en cada cuadrante, mientras que en el caso de las canchas de fútbol 11, las mismas se dividen en seis cuadrantes y en cada uno de ellos se trabaja con 12 niños, alcanzando así un total de 72 niños por cancha. En total, se trabaja con 26 equipos que se formaban de cada cuadrante.

De esta manera, los 26 entrenadores uruguayos que trabajaron con los nueve que llegaron desde España, contaban con un grupo reducido de niños con los que poder trabajar y así hacer un trabajo mucho más personalizado con cada uno.

La primera edición se cerró con éxito y superando las expectativas que estaban planteadas en un principio, al punto que una segunda ilusión ya ilusiona y seguramente los niños no defraudarán.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)