ESPAÑA

Supercopa con superausencias

Barcelona busca la remontada ante Real Madrid en un juego que tendrá dos bajas importantes: Cristiano Ronaldo y Andrés Iniesta. Dani Carvajal advirtió sobre el juego de Luis Suárez: “Son acciones que deciden partidos”.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Real Madrid y Barcelona disputarán un partido intenso. Foto: AFP

El fútbol es un estado de ánimo y en el presente el del Real Madrid está por las nubes y el de Barcelona tocado. Así se reflejó en la ida de la Supercopa de España, la oportunidad perfecta para despertar del golpe de perder a Neymar para el Barça, ante su eterno enemigo. El terreno de juego no engaña y la sensación de impotencia ante un rival de dulce, acabó reflejada en el marcador (1-3).

Pero no se fía Zinedine Zidane ni sus jugadores (que perdieron el último clásico del Bernabéu en el último minuto) de un Barcelona herido en su moral y en reconstrucción. La consigna de vestuario es salir a ganar y conseguir el segundo título de un reto casi imposible: un sextete.

El clásico llega marcado por la expulsión de Cristiano Ronaldo y su reacción con un empujón al juez que le significa cinco partidos de sanción que hasta Zidane denunció como una ‘mano negra’ detrás.

Aunque la baja de un miembro de la BBC por otro lado es un dolor menos de cabeza para Zidane a la hora de mantener el sistema que funciona, con cuatro mediocampistas e Isco.

Ahora debe decidir si mantenerlo, con el riesgo de cargar en exceso de minutos a su actual referente en la ofensiva, o darle descanso para la titularidad de Marco Asensio.

Se perfilan rotaciones de Zidane con la posible entrada de Nacho Fernández o Theo en defensa, el regreso de Luka Modric en el medio tras cumplir sanción y la entrada de Asensio desde el primer minuto. El foco está puesto sobre la doble B de ataque. Bale y Benzema no han marcado ni un solo gol en toda la pretemporada.

¿Y el Barça? Tras caer por 1-3 en el partido de ida el Barcelona visita el Bernabéu consciente de que solo una gesta le permitirá revalidar la Supercopa de España. El clásico del pasado domingo confirmó algo que el conjunto azulgrana ya sospechaba: que ahora mismo el Real Madrid está un peldaño por encima.

El Barça trabaja a destajo para cubrir la baja de Ney, pero de momento solo ha podido traerse a su compatriota Paulinho, que las últimas temporadas ha jugado en la Liga china y que será presentado mañana como nuevo jugador azulgrana.

El guión de esta vuelta de la Supercopa parece haber quedado hecho a la medida de los de Zidane: el Barcelona tendrá que salir a atacar con el riesgo de que se enfrenta a un equipo con gran capacidad para el contragolpe por la velocidad y técnica de sus jugadores.

Iniesta, titular en el clásico del pasado domingo en el Camp Nou, no se entrenó ayer por una molestia muscular en su pierna derecha y quedó descartado de la lista de convocados del equipo Culé, según han informado los servicios médicos del club.

Valverde podría dar entrada a Mascherano en sustitución de Umtiti en el eje de la zaga, apostar por Semedo como relevo de Aleix Vidal en el lateral derecho, colocar a Sergi Roberto o André Gomes en el centro del campo en sustitución de Rakitic y dar entrada a Denis Suárez en la punta izquierda del tridente en lugar de Deulofeu, que fue incapaz de hacer olvidar a Neymar en el partido de ida.

Tampoco es descartable que Valverde, acostumbrado a rotar en el arco, apueste por Cillessen para premiarle por su buena pretemporada, teniendo en cuenta que Ter Stegen parece que volverá a ser el titular. Pero más allá de los planes futuros, Barcelona busca hoy un milagro ante el Madrid.

“Son acciones que deciden partidos”

Dani Carvajal le dio un poco de calor a la previa con algunos comentarios sobre el arbitraje, tan cuestionado luego del partido de ida por la expulsión de Cristiano Ronaldo pero también tras haber sancionado un penal a Luis Suárez que no fue.

“Los árbitros y los comités están para valorar si hay que sancionar el fingimiento de un penal o no. Las imágenes son claras, que cada uno saque sus conclusiones, pero son acciones que deciden partidos y títulos, que es lo que vale en esta profesión. Es un poco raro que por errores uno se quede y el castigo se lo lleve otro”, criticó sobre esa acción, aunque también lo matizó tirando flores al salteño.

“Es un grandísimo jugador. En los clásicos las pulsaciones están al 200 por cien y es normal que haya piques y roces. Sabemos que todo queda en el campo, es fútbol y somos compañeros de profesión”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)