TORNEO CLAUSURA

Sumó y no restó

Con un gol de Gonzalo Porras, en la primera mitad, el elenco tricolor se recuperó de la derrota clásica con un triunfo ante el elenco de Sayago por 1 a 0.

Foto: Gerardo Pérez
Foto: Gerardo Pérez


Nacional tenía que ganar y lo hizo. Es cierto que no le sobró absolutamente nada y que estuvo al borde de otro traspié, pero el equipo de Martín Lasarte viajó a Rivera y regresó a Montevideo con el objetivo: los tres puntos.

No había sido la semana más cómoda para los tricolores. Las secuelas de una derrota clásica seguían retumbando desde Los Céspedes al Parque Central, pero el plantel entrenaba con la cabeza puesta en Racing.

Desde el inicio, el tricolor se mostró algo superior a un Racing que por momentos buscó jugar de igual a igual y en ocasiones lo logró, llegando con peligro sobre el arco de Esteban Conde.

Pero los minutos fueron pasando, Tabaré Viudez encendido manejaba el fútbol ofensivo en el equipo tricolor y comenzaron a llegar las jugadas de riesgo sobre el área rival.

Los de Sayago también hacían lo suyo, aunque pecaron en un quede defensivo que le permitió a Porras sacar un zapatazo desde afuera del área y poner a los 20’ el 1-0.

Visto el trámite, fue un gol de otro partido. Pero esa conquista del anoche capitán tricolor le terminó dando tres puntos más que importantes a un equipo que venía golpeado anímica y futbolísticamente y que, en parte, logró una leve recuperación, sobre todo desde el resultado.

Pero no fue nada fácil. Luego de una primera parte en la que los de Lasarte terminaron dominando, en el complemento la historia fue otra. El fútbol lo puso La Escuelita y por esas cosas que tiene el fútbol, el equipo de Pablo Peirano no tuvo su premio.

Racing jugó mejor, manejó la pelota, dominó y complicaba a una zaga que no ofreció seguridad y que extrañó bastante a Diego Polenta.

El albiverde hilvanó una serie de situaciones de peligro sobre el arco de Conde pero la escasa puntería por un lado, y la mala suerte por otro, le impidieron llegar a un empate que hubiese sido lo más lógico y adecuado con el trámite.

Pero en el fútbol mandan los goles y no la lógica. Nacional lo hizo, lo trató de cuidar y aunque en varios pasajes del segundo tiempo esa ventaja estuvo en jaque, sacó adelante un partido que se le terminó presentando muy complicado.

Es que a pesar del ingreso de Sebastián Rodríguez a los 72’ y luego el de Martín Ligûera a los 86’, el equipo tricolor no encontró la pelota. Racing se adueñó del balón, lo manejó y complicó. Pero a La Escuelita le faltó el último examen dentro del partido: el gol. No lo consiguió y Nacional se quedó con tres puntos que pueden llegar a valer oro.

El equipo de Lasarte se recuperó a medias, pero salió del pozo futbolístico que le impedía sumar, cortó la racha de dos derrotas al hilo y sigue peleando por todo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos