FÚTBOL INTERNACIONAL

El sueño de la mayoría lo cumplieron sólo tres

Niños, entre ellos un uruguayo, lograron lo imposible.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Risueños. Piqué, Neymar y Suárez de risas con los niños. Foto: Reuters

Tres niños, uno de ellos uruguayo, cumplieron ayer su sueño y el de muchos de todo el mundo. Es que lograron burlar la seguridad de Barcelona en el campo de entrenamientos Joan Gamper y no sólo eso, también pudieron ingresar a la cancha "Tito" Vilanova, donde estaba entrenando Barcelona, se sacaron fotos, se llevaron autógrafos y hasta jugaron un clásico "monito" con las máximas estrellas culés, como Luis Suárez, Messi y Neymar.

Rodrigo —con una campera de la selección uruguaya— contó cómo hicieron para entrar, además de que reveló el buen humor de los jugadores blaugranas.

El niño, nervioso por la cámara que lo enfocaba, contó emocionado a AS cómo los jugadores del Barça lo levantaban (Arda Turan, Dani Alves, Gerard Piqué y Adriano fueron los encargados), además de mostrar la camiseta de Luis Suárez que se llevó de recuerdo, nada más y nada menos que firmada por Messi, Neymar y el propio "Pistolero".

"El uruguayo llegó", contó el niño que escuchaba que decían los jugadores cuando lo vieron entrar con la campera celeste con el logo de la AUF en el pecho.

Sin embargo, el niño lamentó que "Suárez nunca supo que yo soy de Uruguay". De todas formas, Rodrigo se llevó una foto con el "Pistolero"... nada menos que tomada por Neymar.

Rodrigo, Ethain y Anthony fueron invitados por los cracks a jugar un "monito", en el que corrían de un lado para otro intentando interceptar la pelota mientras los jugadores se la pasaban unos a otros. Un momento único, que nunca podrán olvidar.

Tras 10 minutos, la seguridad los sacó amablemente, aunque les borraron las fotos que se habían sacado.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)