OJO CRÍTICO

El sueño de conquistar el Mundial no termina

EDWARD PIÑÓN

Semanas antes de viajar a Rusia, los jugadores de la Selección uruguaya admitían, que sentían que estaban en condiciones de dar el gran paso. Rusia 2018 era, en la perspectiva de los ya legendarios integrantes del plantel Celeste que posicionó a Uruguay otra vez en la primera plana del fútbol, la frutilla.

EDWARD PIÑÓN

Es cierto que Sudáfrica 2010 permitió al grupo percatarse de que salir campeón del mundo no era una quimera, porque el recorrido les fue inyectando de un especial entusiasmo y porque todo se acrecentaba por las imágenes que recibían de lo que sucedía con los uruguayos en todas partes del planeta.

Pero para Rusia percibían que no se habían perdido las raíces y, además, se había logrado una evolución futbolística. Lo mejor de todo, especialmente para los hinchas de la Celeste, es que ese espíritu no se ha perdido.

Es más, notoriamente hay un compromiso gigante entre los futbolistas celestes de tratar de lograr el empuje que falta para que el sueño del oro mundialista no sea una quimera.

Las ganas que tienen de encontrarse una vez más para disputar las Eliminatorias son el gran reflejo del compromiso existente. Y, la verdad, la calidad va en aumento por el crecimiento de los jóvenes.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados