SELECCIÓN

Sueño americano: la Copa de Uruguay

En el estadio de Phoenix, donde Uruguay jugará con Jamaica, hoy la cancha no está y el piso es de cemento; pero el césped se pone en una hora y cuarto. El escenario es techado y con aire acondicionado, pues cuando jueguen los celestes la temperatura promedio será de ¡40°!

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Copa America

El martes pasado, cuando entraron al imponente estadio de la Universidad de Phoenix, en el estado de Arizona, donde el 5 de junio Uruguay jugará con México en su debut en la Copa América Centenario, Roberto Pastoriza, Eduardo Belza, el Prof. José Herrera y Mario Rebollo tal vez pensaron como Juan Mujica cuando, durante la gloriosa campaña de Nacional en 1980, decía que "es mejor verla que te la cuenten"; y, aparte de mirar videos de partidos de los futuros rivales, viajaba para verlos jugar "in situ" y los espiaba.

"En lo que sería la cancha, había una exposición y venta de autos nuevos y usados; y no estaba el césped, el piso era todo cemento, nomás. El césped y una de las tribunas que va atrás de un arco, se sacan; y fuimos a verlos, estaban ahí, afuera del estadio. El césped es natural, no artificial, y lo ponen sólo para los partidos, lo que hace que también tengan que colocar una tribuna. Demoran una hora y cuarto en colocar el pasto, y la tribuna la ponen en otra hora y cuarto; o sea que en dos horas y media queda puesto el estadio".

Distancias.

El secretario de Selecciones Nacionales de la AUF, el Gerente Deportivo, el preparador físico de la selección mayor, y el técnico alterno de Óscar Tabárez partieron de Montevideo el sábado pasado; llegaron a San Francisco el domingo y se fueron a San José, la ciudad californiana donde los celestes se alojarán para jugar el 13 de junio en la cercana Santa Clara frente a Jamaica; el martes, tras más de dos horas de viaje, arribaron a Phoenix; y ayer volaron cinco horas y media hasta Philadelphia, en el estado de Pennsylvania, que es la sede del partido que Uruguay disputará el 9 de junio ante Venezuela y el lugar desde el cual emprenderán el regreso hacia nuestro país mañana de tarde.

"Ninguna sorpresa, es lo que esperábamos, lo que uno suponía: un país preparado, que no tiene que hacer nada para organizar este tipo de campeonatos: aeropuertos, autopistas, seguridad, hoteles, canchas de entrenamiento, gimnasios, estadios…todo de última generación. Sólo tuvimos que preparar la logística para que coincidiera que los gimnasios que utilizará la selección estuvieran al lado de las canchas de entrenamiento asignadas, y que los hoteles en cada ciudad quedaran a no más de 15, tanto del campo de entrenamiento como de los estadios donde jugamos".

Terremoto.

Pastoriza respondió al mensaje enviado por Ovación con otro que decía: "Ahora estoy en reuniones y demoran siete horas más". No era para menos, al fin y al cabo: el neutral, Belza, Herrera y Rebollo acordaron que Uruguay en Phoenix se alojará en el Hotel Kimpton El Palomar y practicará en el campo de entrenamiento de la Universidad de Arizona y en ese mismo lugar trabajará en una sala de musculación que no tenía asignada; y cuando juegue en Santa Clara se establecerá en el Hotel Marriott de San José, entrenará en el estadio Avalaya del Terremoto (Earthquakes) —equipo que juega en la MLS— y, por "la gestión que más nos costó", según contó Pastoriza, en un gimnasio privado que se encuentra a menos de 100 metros de distancia.

"En San José, la cancha y el gimnasio están a 15 del hotel, yendo sin escoltas, como nosotros, por lo que en la Copa América haremos el trayecto más rápido; y el mismo tiempo nos llevó ir hasta el estadio", que es el Levis Stadium, cuya construcción demandó una inversión de 1.300.000.000 de dólares y que, teniendo capacidad para 71.139 personas, fue la sede del Super Bowl N° 50 que se jugó en febrero pasado.

Vuelos.

"Los vuelos internos los haremos con charter de acá, y ya está coordinado; las horas en las que salimos de Phoenix y de Philadelphia son de acuerdo a lo solicitado por el cuerpo técnico: en la mañana posterior a cada partido, entrenamos, almorzamos y enseguidita del almuerzo no vamos al aeropuerto de la ciudad en la que estamos para volar hacia el lugar del próximo partido. Después de jugar con Jamaica en Santa Clara se verá a dónde nos toca ir en la segunda fase".

Hoy la "misión celeste" está en Philadelphia, y emprende el regreso mañana. "Sin sorpresas", como dijo Pastoriza, porque "este es un país muy grande, que no es futbolero y del campeonato todavía no se habla"; y pese a que Uruguay vaya a debutar en la Copa América Centenario en una cancha donde hoy venden autos nuevos y usados. Eso es parte del sueño celeste; en este caso, toda una postal del sueño americano.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)