FÚTBOL URUGUAYO

Subieron y les sacaron la escalera

Gabriel Añón sacó campeón a Rampla Juniors y Sergio Cabrera logró el ascenso de Boston River, pero los dos fueron cesados.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Gabriel Añón y Sergio Cabrera no seguirán en sus equipos.

Rampla Juniors logró ascender a Primera con el título de campeón bajo el brazo. Boston River llegó a la divisional de privilegio por primera vez en su historia, y ambos, terminaron cumpliendo sus objetivos.

Gabriel Añón tuvo mil dificultades para armar al picapiedra, para meterlo en competencia, y tras una larga y dura temporada, terminó dejándolo en la A. Pero fue cesado.

Sergio Cabrera estuvo tres temporadas al frente de Boston River. Y en todas estuvo muy cerca del ascenso. Sin embargo, éste fue el año del logro definitivo. La fiesta del barrio, la felicidad de sus hinchas, minimizó el desenlace final. Su cese como entrenador.

"Me tomó por sorpresa… pero íntimamente… uno podía imaginárselo por todo lo que pasa en el fútbol uruguayo. Hicimos una muy buena primera rueda y una segunda que empezamos a los tumbos, pero después abrochamos siete u ocho triunfos seguidos que nos permitieron lograr el objetivo. Me comunicaron la decisión 15 o 20 días después de haber ascendido. Eso me dejó mal, porque no fue enseguida. A mí me llevó el grupo gerenciador del club y fue el mismo grupo gerenciador que me cesó. Se habló de un técnico venezolano, y ahora veo que va a asumir Alejandro Apud, un gran entrenador y amigo… pero bueno así son las cosas. Yo agradezco del número uno al 28 del plantel. Me saco el sombrero con ellos, fundamentalmente con los que no jugaron o lo hicieron poco, porque fueron los que bancaron al grupo todo el año, en las buenas y en las malas", señaló Cabrera en El País TV.

"En mi caso no fue sencillo. Comenzamos con un plantel muy corto por las condiciones tan anormales que sufrió la institución en toda esa reestructura pasó en aquel momento. Fue un comienzo durísimo, y eso le daba un plus al desafío. Nos dio la posibilidad de medirnos en nuestra medida, en nuestro carácter, en nuestra personalidad, y nos hizo bien. De cada situación negativa, sacamos cosas positivas. Y el final, era previsible, por todo esto que digo, porque Rampla se sigue reacomodando. Me dejó una sensación amarga, porque ese chico que vos criaste, que viste crecer... se te va de las manos. El objetivo principal era el ascenso y lo logramos, pero primero tuvimos que hacer un equipo competitivo", apuntó Gabriel Añón, otro de los que subió y le sacaron la escalera.

Vea la nota a Sergio Cabrera y Gabriel Añón en www.elpaistv.com.uy

Cómo lograr los objetivos en situaciones anormales

"El primer año fue duro. Entrenamos sin vestuarios porque un temporal había volado los techos y estaba todo al aire libre. Los jugadores se cambiaban al costado de la cancha, y ni se duchaban, claro", contó Sergio Cabrera cuando le tocó su primera temporada en Boston River.

"Lo de Rampla fue un desastre desde el comienzo. Superamos situaciones anormales intentando sacar lo positivo de todo lo negativo. El grupo, en ese sentido, fue determinante", apuntó Gabriel Añón, tras su periplo rojiverde.

PERFILES

Añón: a los gauchos

Gabriel Añón tuvo varias experiencias anteriores previo a su desafío con Rampla Juniors. Dirigió a Plaza Colonia, a Miramar Misiones,y también a la selección de Indonesia cuando participó en los cuadros de la AUF. Hoy esta a punto de firmar con Progreso.

Cabrera: en el rojo

Sergio Cabrera empezó como colaborador de Jorge Da Silva. Estuvo en su cuerpo técnico hasta 2013 y desdesde esa temporada aceptó el desafío de dirigir a Boston River, con quien logró el historico ascenso. Es el nuevo técnico de Rentistas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)