FÜTBOL

De Suárez a Valverde: los que se sacrificaron por su equipo

Con la jugada de Federico Valverde en la final de la Supercopa no fueron pocos lo que recordaron la mano del "Pistolero" frente a Ghana en Sudáfrica.

La mano de Luis Suárez contra Ghana en el Mundial de Sudáfrica 2010. Foto: Archivo El País
La mano de Suárez frente a Ghana en el Mundial de Sudáfrica 2010. Foto: archivo El País. 

Este año se cumplirán  ya diez años del Mundial de Sudáfrica. Y seguramente los uruguayos recordamos con precisión dónde vimos  el partido frente a Ghana, qué pensaron cuando Luis Suárez puso las manos en el instante final del partido, cómo gritaron cuando Asamoah Gyan falló el penal, o qué sintieron en el momento en que Sebastián Abreu inició su caminata hacia el punto del penal para picar la pelota y volver a poner a Uruguay en la semifinales de un Campeonato del Mundo. Algo que la selección uruguaya no conseguía hacía 40 años. 

Los 120 minutos del partido terminaron 1 a 1  con goles de de Muntari y Forlán. En el tiempo extra Adiyah cabeceó y Luis Suárez la paró con las manos en la línea. Tarjeta roja y penal. El árbitro esperó la ejecución de Gyan para pitar el final. El africano pateó potente y dio en el travesaño. El drama de Ghana comenzó en ese momento y terminó diez minutos más tarde, con Muslera que atajó dos tiros penales y llevó a Uruguay a las semifinales, 40 años después.

Pero nada de eso hubiera sucedido si Luis Suárez no se hubiera sacrificado por el equipo, tal como hizo Federico Valverde el sábado pasado en la final de la Supercopa de España que se jugó en Arabia. 

Real Madrid no hubiera llegado a los penales, en los que fue netamente superior al Atlético de Simeone, si el "Pajarito" no hubiera barrido a Morata cuando ya iban 115 minutos del partido. Como Suárez en el 2010 vio la roja y aún no se sabe cuántos partidos de suspensión le van a dar.  Pero poco importa, el equipo de Zidane se quedó con la Supercopa de España. 

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados