VEA EL VIDEO

Suárez se tomó revancha

En la práctica de esta mañana el salteño fue cómplice de una broma al defensa Gerard Piqué. El goleador se las cobró de una burla recibida en su primer entrenamiento "culé".

Cuando Suárez llegó a Barcelona, como es costumbre, fue "bautizado" en los entrenamientos. Una de las bromas que sufrió, para acercarlo al grupo, vino de parte de Gerard Piqué. Participando de un monito, Luis fue a patear una pelota cuando el defensa se la quitó con la mano. El uruguayo rió en ese momento, pero parece que no lo olvidó.

En la mañana de este lunes, en complicidad con Montoya, Suárez finalmente pudo tomarse revancha. El delantero pareció indicarle a Piqué que mire algo a lo lejos, situación que aprovechó el lateral para ejecutar la broma. Sigilosamente y por detrás le bajó los pantalones y lo dejó en ropa interior.

Piqué reaccionó rápidamente, pero ya era tarde. El salteño, con una carcajada, festejó la jugarreta.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados