Champions League

Suárez fue el salvador

"¡Uruguay! ¡Uruguay!", gritó anoche el Camp Nou. No era para menos: Luis Suárez había hecho un golazo que ponía al Barcelona por delante en un partido que estuvo cuesta arriba hasta los 80 minutos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Luis Suárez celebra su gol ante Bayer Leverkusen. Foto: EFE

El deportivo Marca tituló en su portal "Lionel Suárez", asegurando que el charrúa había tomado el rol salvador que muy frecuentemente le toca al argentino.

El salteño, como el equipo, había empezado con cierta ansiedad y los alemanes poco a poco se fueron haciendo de la pelota porque su mediocampo era más eficiente. Inclusive, antes del empate se escucharon silbidos porque el Barcelona no resolvía.

El gol del Bayer Leverkusen vino después de una serie de pases que terminaron en un tiro de esquina. La pelota se cerró sobre el portero culé y el defensa Papadopoulos apenas la peinó. La noche fresca de Barcelona se hizo más helada en el estadio. Ter Stegen que viene admitiendo más goles que los que quisiera le reprochó a Luis Suárez por un supuesto error en la marca. Hasta de eso se recuperó luego el 9 azulgrana, en una noche donde Neymar, Iniesta y él no podían fallar. Por si las cosas estaban cuesta arriba se lesionó Iniesta quien estará tres semanas sin jugar.

El empate del Barcelona lo armó quien lo concretó: Sergi Roberto. Munir remató al arco, Leno no pudo retener y el canterano la mandó al fondo. Faltaban 10 minutos y no estaba Messi para el milagro.

Pero enseguida, Munir les rompió las caderas a los defensores mientras Suárez, en el centro del área, abría los brazos pidiendo la pelota. Hasta allí llegó el balón y con alma y vida la clavó en el ángulo. "¡Golazo, golazo, golazo", gritaba el relator de la televisión. La locura en el Camp Nou. El "9" se dio el tiempo para dedicarle el gol a Messi cuando sus compañeros lo dejaron salir de la pila humana en la que lo habían sepultado. "¡Brutal, brutal", comentaba un periodista a un colega. El "Pistolero" sigue igual, habrá pensado el árbitro inglés Martin Atkinson que le conocía de la Premier.

Anoche el partido y el Barça reclamaban un héroe y Suárez levantó la mano. Fue cuando el Camp Nou le ganó su corazón coreando, no su nombre, sino el de todo un país.

RESULTADOS.

Mourinho se fue derrotado.

Guiados por la clase del franco-argelino Yacine Brahimi, el Oporto de Íker Casillas venció al Chelsea de Mourinho (2-1)

Arsenal se complica.

El Olympiakos sorprendió al Arsenal y se llevó un importantísimo triunfo de Londres (2-3) que complica la clasificación de los ingleses.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)