españa

Suárez es pichichi y récord

Un gol del salteño rompió el galardón que tenía el Real Madrid de 2014.

Como siempre dice Luis Suárez: "es mérito del equipo", pero el salteño rompió ayer el récord de goles que traía el Real Madrid de 2014 y después agregó otro para quedarse con el cetro de goleador del 2015.

Con las dos de Suárez, más la de Messi y el autogol los culés llegaron a las 180 anotaciones contra las 178 del Madrid.

Era la noche perfecta para la fiesta. El cierre del año con la ofrenda de los cinco trofeos ganados. Con Messi, como capitán, cumpliendo su partido 500 y la primera vez luciendo en el pecho el escudo de campeón del mundo de clubes.

Y, la posibilidad de batir el récord de goles anuales. El Barcelona estaba solamente a 3 de superarlo con un tridente que había convertido hasta este partido el 76% de los goles culés (Messi 47, Luis Suárez 46 y Neymar 41).

La noche estaba fría en Barcelona y a media hora del comienzo el estadio lucía al 50%. Los incondicionales de siempre y los turistas que no dejan de venir como si se tratara del templo de la Sagrada Familia. Pero cuando entraron las cinco copas a la cancha se acercaba al lleno completo.

Suárez arrancó la primera ovación a los 5 minutos y unos segundos después unos regates de Neymar levantaron a la grada. El partido se fue picando y Neymar hizo otra de mago y volvió a terminar en el piso. El árbitro ni siquiera observó al defensor. La rechifla fue generalizada.

Y, cosa rara, Messi desaprovechó una contra conduciendo la pelota en el pase final, pero avisó a los 21 con un tiro libre apenas desviado.

A los 23, después de un lujo, Alves perdió la pelota y Vargas se metió hasta el fondo, pero Bravo salvó en el mano a mano.

Después una jugada extraña, encontronazo de Messi con el portero y un defensa. El juez cobra penal. El estadio no celebra porque entra el carrito de las desgracias y el argentino está en el suelo. Al final se levanta bajo la ovación de la gente. Neymar es el encargado de tirar porque Messi debe salir. Hace un cambio de dirección en su carrera y se resbala. Penal mal cobrado, penal errado. Pero en su afán de defender y presionado por Rakitic, Westermann la mete en su arco. Se abre la caja.

Inmediatamente Messi-Neymar hacen una extraordinaria combinación y el 10 hace su gol. El récord del Madrid queda empatado. A los 37, el salteño fabrica la oportunidad pero no puede meterla en la portería. ¡Apenas!

El primer tiempo termina después de un partido ríspido que nada tiene que ver con la guardia de honor del Betis a los culés al comienzo.

Y a los 2 minutos del segundo tiempo llegó el gol del uruguayo. Después de una pérdida de balón de la defensa andaluza, el salteño recibió el pase y de zurda la puso a la derecha de Adán. ¡Adiós récord merengue!

Cuando quedaban 9 minutos otra vez el salteño enseñó de qué está hecho y logró el cuarto del Barça para quedar como Pichichi del 2015. ¿Qué dirá el Año Nuevo?.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º