SELECCIÓN

"Suárez es insustituible, pero hay que solucionarlo"

El "Chino" Recoba habló previo a la Copa América y dijo que si no apostara a Uruguay como posible campeón, lo haría por Colombia.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Recoba

El popular "Chino" habló con el sitio oficial de la Copa América y contó sus sensaciones respecto al certamen que se jugará a partir de junio. El jugador de Nacional habló de la Celeste, el resto de las selecciones, el maestro Tabárez y Luis Suárez.

A continuación, parte de la entrevista:

-En la próxima Copa América, además de los clásicos favoritos como Brasil, Argentina y Uruguay, hay otras selecciones que llegan muy bien: Chile, Colombia...

-En Sudamérica, hay muchos equipos que han mejorado. Al único al que veo un escalón por debajo de los demás es a Bolivia. Después, todas las demás selecciones tienen posibilidades de llegar hasta la final. Es una realidad buena e importante para el fútbol sudamericano. En los mejores equipos de Europa, hay jugadores de todos los países y, por eso, las selecciones están fuertes.

-Si no pudiera apostar por Uruguay, ¿por quién lo haría?

-Si tengo que apostar, lo hago por la Selección Colombia. Por un técnico que me gusta (José Pekerman) y un estilo de juego que me gusta. Pero espero que gane Uruguay, eso es obvio, como cada uno quiere que gane su país.

-¿Y cómo ve a la Celeste?

-La veo bien, más allá de que tiene una baja fundamental como la de Luis (Suárez). Es una realidad. La Copa América te da prestigio a nivel sudamericano y te da la opción de jugar la Copa de las Confederaciones. Pero también es una realidad que lo que más te da es el Mundial. Entonces, creo que es un buen banco de pruebas para lo que se viene después. Si se cambia el fixture, Uruguay va a tener menos rivales, aunque te pueden tocar selecciones muy fuertes. Ver qué puede pasar sin jugadores trascendentales como Luis o algún otro que no venga por descanso no le puede hacer mal a Uruguay. El nivel baja mucho, pero hubo partidos en los que jugadores fundamentales no pudieron estar y el DT pudo acomodarlo. También es obvio que Luis es insustituible, por lo que habrá que tratar de solucionarlo de alguna manera.

-Todo aquello que pasó con Suárez, ¿cómo lo vivió?

-Hay una realidad: el fútbol uruguayo en el mundo no tiene mucha fuerza. Está demostrado en muchas cosas y también en el caso de Luis. Lo habrá mordido, o no, pero te puedo asegurar que hubo cosas mucho peores y no fueron sancionadas con esa dureza, más allá de que dijeron que era reincidente. Fue muy injusto. Se lo trató como si fuera un criminal. Si fuera un jugador con otra nacionalidad, otra fuerza a nivel mundial o a nivel de la FIFA, esto no pasaba. También, por eso, creo que el jugador uruguayo sale adelante, sigue siendo respetado y siguen saliendo jugadores… Por esa rebeldía que muestra en los momentos de dificultad.

-Están saliendo buenos jugadores muy jóvenes, como José María Giménez, Jonathan Rodríguez o la Sub 20 subcampeona de América. ¿Cuánto mérito tiene Tabárez?

-Tabárez marcó una línea, que es la de tener mucha confianza en lo que se hace. También tuvo atrás de eso una Asociación Uruguaya muy sólida. Siempre digo que el fútbol uruguayo se diferencia en dos cosas. Una es el fútbol local, que es malo. No es amateur porque te pagan, pero digamos que no es de los mejores del continente. Y luego está la Selección, que hizo valorar mucho al jugador. Es muy difícil que vayan las dos cosas de la mano. Tabárez lo que hizo fue marcar el camino y los demás lo siguieron. Siempre se puede seguir mejorando y lograr más. Ya hay jugadores Sub 17, Sub 20 o Sub 23 que son muy buenos. Pero todo lleva un proceso y creo que van por el buen camino.

-La Eurocopa 2020 no va a tener una única sede y se va a jugar en varias ciudades de Europa. ¿Se imagina ese modelo en Sudamérica?

-En Europa, los recorridos son más cortos. Aquí vas de Uruguay a Venezuela o a Colombia y tienes seis o siete horas de avión. Y, además, somos menos países. Para un torneo que es tan dinámico, los trayectos serían demasiado largos.

-Participó de dos ediciones de la Copa América, ¿qué recuerdos tiene?

-La primera Copa que jugué fue en 1997, una que resultó un poco turbulenta, como toda esa época de Uruguay. Nos tocó un grupo que, en los papeles, era bastante accesible. Estaban Perú, Venezuela y Bolivia. Pero nos tocó quedar afuera porque, como te decía, era un momento complicado. Se había ganado la Copa de 1995 y muchos jugadores de esa época se habían retirado. Creo que el recambio costó un poco.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)