EN EL CAMP NOU

Suárez anotó en la lotería del derbi

Un hat-trick de Messi, un tanto de Piqué y otro del "Pistolero" pusieron los tantos en la goleada por 5 a 0 frente a Espanyol.

Los argentinos que han visto a Lionel Messi hacer un triplete en el 5-0 del Barcelona ante el Espanyol, se seguirán preguntando por qué no pasa eso con la albiceleste.

El rosarino condujo la gran victoria de los culés contra su clásico rival barcelonés con los tres primeros goles para dejar a los blaugrana en la cima de la Liga con cuatro puntos sobre el Real Madrid al terminar la tercera fecha.

Gerard Piqué hizo el cuarto y Luis Suárez tuvo su premio al cierre del partido, con el quinto.

En una semana política muy intensa para Catalunya, por las leyes aprobadas de referéndum y secesión de España, el grito clásico demandando independencia no sonó más que otras veces, aunque en el palco estaba el Presidente de la Generalitat y principal abanderado del separatismo, Carles Puigdemont. “Votarem! “Votarem!”, se escuchó un momento después desde la tribuna.

A los 18 un buen tiro libre de Luis Suárez se queda en manos del portero Pau López. La radio aprovecha para comentar la buena relación entre Messi y Suárez, a partir de que le cediera esa ejecución.
Umtiti entrega dos veces la pelota al rival e inicia un largo circuito de imprecisiones y embates de los albiazules. Hay un ciclo de 5 minutos en que el Barça pierde la conducción del partido. Vuelven a aparecer las inseguridades defensivas.

“¡Messi, Messi, Messi!”, explota estadio después del gol del argentino a los 25. Lo que parecía una posición ajustada desde el palco, termina siendo un fuera de juego milimétrico, pero el gol lo valida el árbitro. Un error técnico del línea que se ubicó justo detrás de un jugador del Barça, pero en la línea de Messi.

Luis Suárez organiza la contra con un gran cambio de juego a Jordi Alba que habilita al 10 que intenta penetrar entre la zaga. Tiene suerte que el rebote le llega a Alba que, si no fuera por eso estaría en offside, cruza al centro y Messi mete el segundo.

Se reanuda el complemento y a los 48 Suárez la quiere meter de taco, después de fallar un remate de gol que Deulofeu le había dejado en un desborde tremendo.

Messi se ríe después de una jugada de vértigo que le queda atrás Suárez. A los 55 se escucha una ovación: sale a calentar Dembelé. La hinchada ensaya un cántico con su nombre inspirado en La Marsellesa.

Messi hace el tercero otra vez a pase de Jordi Alba después de Luis Suárez y el argentino elaboran un gran ataque. La sociedad está más intensa que nunca: el argentino quiere facilitarle el gol al celeste y éste busca que cante cuaterno. Faltando cuatro llega el gol de Piqué, después de un tiro de esquina. Su quinto gol contra el Espanyol, al equipo que más le ha marcado el defensa. Un símbolo del bando antiespañolista.

Al final del partido en cuatro pases el Barça llega al quinto y lo mete Luis Suárez después de un gran pase de primera de la nueva estrella Osman Dembelé, a quien felicitan tanto como al uruguayo.

El Barcelona mató al virus FIFA, se quedó en la punta e hizo un buen ensayo para el partido de la Champions del martes contra la Juventus.
Messi se llevó la pelota, Dembelé la bienvenida y Luis Suárez la sensación de volver a anotar en el Camp Nou.

Foto: Reuters
Foto: Reuters
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)