fútbol

Stuani es el Messi de Girona

El delantero, que es “Pichichi” al menos hasta el próximo fin de semana, reconoció que le tenía que sacar una foto a la tabla de goleadores de LaLiga

Girona
Héroe. Cristhian Stuani celebrando uno de los goles que le hizo a Espanyol. Foto: EFE.

"Stuani es el Messi del Girona”, dice David López, de El Periódico de Cataluña. El periodista estuvo cubriendo el partido en el que Girona visitó a Espanyol y le ganó 3 a 1 con dos goles de Cristhian Stuani.

“Estaba muy motivado, parecía más uruguayo que nunca. Tenía al estadio en su contra, porque jugó aquí tres temporadas. Apenas tocó la pelota, antes del primer gol que fue a los 4 minutos, ya lo estaban silbando. Y él más crecía”, relató López.

Los dos goles que le marcó a su exequipo colocaron al de Tala en lo más alto de la tabla de goleadores de LaLiga, superando ni más ni menos que a Lionel Messi y a Luis Suárez. En diálogo con Ovación, Stuani reconoció que ayer se despertó sumamente feliz y bromeó diciendo que le iba a tener que sacar una foto a la tabla de goleadores.

“Sabía que podía quedar líder, porque mi partido era uno de los últimos de la jornada. Sabía que si hacía un gol empataba a Luis (Suárez) y a Messi, que para mí ya era impresionante; y que si hacía dos los pasaba. Y no demoré, je, porque a los seis minutos ya había hecho los dos goles. Además, fue especial porque el Espanyol es un club al que quiero muchísimo, pero me tocó convertirles. Hoy me debo al Girona”, contó Stuani.

“Me desperté muy tranquilo y sobre todo muy contento. A esta altura de LaLiga estar ahí arriba en la tabla de goleadores es muy difícil, más con los jugadores que están peleando siempre. Es muy complicado. Lo estoy disfrutando mucho, por mí y por el equipo que lo está haciendo muy bien”, analizó.

“Puede ser que haya sido lo primero que me vino a la cabeza cuando desperté. De acá al fin de semana me voy a ver ahí arriba. Hay que sacarle la foto a la tabla y guardarla porque no es fácil verse ahí, donde hay delanteros muy importantes y que juegan en equipos mucho más grandes. Jugar en un equipo chico y hacer tantos goles es difícil porque por lo general tenés menos ocasiones. Pero intento aprovechar lo que me llega para mandarla a guardar”, dijo el capitán de Girona. En realidad, eso fue lo que ha hecho a lo largo de su carrera en Danubio, en Bella Vista o en Albacete cuando no paraba de marcar en la Liga Adelante y el Manchester United ponía sus ojos en él.

“Si yo puedo hacer tantos goles, el equipo tiene un mérito grandísimo. Quiere decir que estamos haciendo las cosas muy bien. Si jugase en equipos más grandes o que tienen más llegada, por ahí tendría más chances de gol, pero tampoco se pueda asegurar”, reconoció.

MADUREZ. “No sé si esto es lo más importante que me ha pasado, pero estoy en un momento en que lo estoy disfrutando mucho y me siento muy maduro. He podido crecer en Europa en los equipos que he estado. Me ha costado mucho trabajo, pero hoy los frutos están ahí. El año pasado también hice muchos goles, fue un gran año, y estuve arriba en la tabla de goleadores. Por suerte este año empezó muy bien. Y a pesar de que he tenido algunos problemas musculares pude seguir con esa racha. Significa mucho para mí y para el equipo es fundamental”, dijo quien si bien lo disfruta tampoco se obsesiona con la punta de la tabla ni se ilusiona con ser Pichichi al fin de la temporada.

“Creo que lo que tengo que hacer es sacarle la foto, como dije antes, no lo veo como una obsesión. Solo el hecho de poder estar peleándola con monstruos como Messi y Luis es tremendo. Para mí tiene una importancia enorme y ojalá que pueda seguir ahí arriba peleando hasta el final. Y si llego a ser el goleador de LaLiga, qué te voy a decir… pero ni lo pienso. Voy partido a partido, como hice siempre”, aseguró mientras esperaba junto a su esposa Ximena que sus hijos, Josefina y Constantino, salieran de la escuela.

“Josefina, la mayor, se avergüenza un poco cuando vengo a la escuela porque todos los niños quieren sacarse fotos con su padre. Aunque también lo disfruta y me pregunta si voy primero o segundo en la tabla”. Y no son sólo los niños, por estos días Stuani es el ídolo de los 98.000 habitantes que tiene la hermosa Girona.

“Acá la gente está muy contenta, disfrutando mucho. Toda la ciudad y los alrededores son para el mismo equipo. La gente me felicita por los goles y la campaña que estamos haciendo con el equipo”. Es que hace cinco o seis años a Girona no le iba nada bien y hasta tenía problemas para pagarle a sus jugadores y ahora, gestionado por el Grupo City, se ha convertido en una institución seria, casi modelo. Eso y la buena campaña deportiva influyen para que nunca vayan menos de 10.000 personas a los partidos del equipo.

“Hoy nuestro objetivo sigue siendo conseguir la permanencia y luego ver hasta dónde se puede llegar. Estos son los primeros años del club en Primera y sabemos que van a ser duros. Tenemos que pasar estos años. Hay que aguantar”, recalcó.

ROL CELESTE. Seguramente, si no estuvieran Suárez y Cavani en la selección el protagonismo de un goleador de raza como Stuani sería otro. Pero lejos de lamentarse, valora compartir el plantel celeste con ellos. “Soy un afortunado de compartir selección con los dos más grandes delanteros de la historia de Uruguay, al menos de lo que yo he visto. He tenido vivencias increíbles con Luis y con ‘Edi’ y para mí es un privilegio estar ahí. Es cierto que no he tenido quizás la continuidad necesaria o el poder jugar todo lo que uno quiere, pero acepto que mi rol es ese y cada vez que me toca intento dar lo mejor y aportarle al grupo. Es una selección muy competitiva y es difícil estar”, sentenció el Messi de Girona.

celestes
Amigos. Cristhian Stuani y Luis Suárez en la selección.
selección

"Tenemos una selección respetada en el mundo"

Stuani no pudo estar en los amistosos que la selección disputó hace unos días frente a Brasil en Londres y ante Francia en París. Una dolencia en el abductor le impidió decir presente. “Me dolió mucho no poder estar. He estado siempre en las convocatorias y soy un jugador muy comprometido con la selección. No me gustó nada no poder estar en esos partidos tan lindo y compartiendo con el grupo. Pero unos problemitas en el abductor me inhabilitaban para jugar esa semana y muy a mi pesar tuve que quedarme; era mejor recuperarme”, admitió.
Obviamente, estuvo pendiente de los dos partidos por televisión. “Los vi y creo que competimos muy bien en dos paradas que eran muy difíciles. Brasil y Francia son de los mejores equipos del mundo. Incluso Uruguay podía haber tenido un poquito más de suerte y no haber perdido”, se lamentó.
“Es verdad que capaz que no le llegó mucho juego a los delanteros, pero en algunos partidos cuesta generar ocasiones de gol y en otros no. Cuentan los rivales con lo que estás jugando, porque muchas veces te obligan a hacer un esfuerzo grande o a estar en la cancha con un planteamiento diferente. Ante equipos como Brasil y Francia no te podés abrir mucho, no te podés regalar y hay que estar ordenado siempre. Tienen mucho potencial. Sé que a todo el mundo le gusta atacar, tener diez chances de gol y que nuestros delanteros, que son muy buenos, puedan tener oportunidades de convertir, pero no siempre es fácil. Tenemos una selección muy respetada a nivel mundial y eso es difícil de mantener. Estos partidos sirven para probar cosas, seguir analizando y mejorar”, advirtió Stuani.

celestes

Suárez lo felicitó a pesar de que lo pasó

Stuani anotó 10 goles en once partidos y eso lo llevó a estar en la cima de la tabla de goleadores de LaLiga, mientras que Luis Suárez y Lio Messi tienen 9 cada uno. El argentino los marcó en once partidos y el “Pistolero” en trece.
Stuani y Suárez no sólo son compañeros en la selección, también son amigos y estuvieron charlando tras los dos goles que Stuani marcó el domingo. Suárez lo felicitó a pesar de que lo hubiera pasado en la lucha por ser “Pichichi”.
“Siempre estamos en contacto, tenemos una muy linda relación y nos alegramos juntos de estar ahí arriba. Siempre que hacemos goles, sea él o yo, los comentamos. Luis estaba muy contento por mis dos goles. Obvio que siempre alguna broma hay. Yo le digo que va a ser difícil para mí aguantar ahí arriba estando él y Messi tan cerca. Él se ríe y me dice que va a ser difícil, pero que siga así”, contó el goleador de Girona. “Es muy bueno ser amigos y estar peleando los dos por algo tan lindo”.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)