PEÑAROL

Son todos goles decisivos

Los ocho tantos del “Toro” Fernández sirvieron para abrir o cerrar partidos.

Foto: Francisco Flores.
Foto: Francisco Flores.

Gabriel Fernández volvió a ser determinante. Y eso que ayer contra Danubio tuvo mucho más trabajo que en los anteriores encuentros porque Lucas Viatri tuvo que ser sustituido a los 28 minutos cuando expulsaron a Kevin Dawson.

Se la bancó solo en ofensiva. Retrocedió y jugó por todos. Hizo el trabajo sucio buscando pivotear con los volantes y también fue el encargado de destrabar el partido. Tuvo una y la mandó a guardar, como indica el manual de los goleadores. A partir de ese tanto, Peñarol creció en confianza y ganó en tranquilidad para llevarse un triunfo que puede terminar siendo clave al cierre del Uruguayo.

Lo cierto es que de los ocho goles que lleva en este Clausura, todos fueron de vital importancia, tanto para abrir los partidos como para cerrarlos.

En el debut contra Racing, puso el 1-0 con un frentazo en una noche donde Peñarol dejó una pálida imagen empatando 1-1. Fue la única vez que perdió puntos en lo que va de este certamen.

Frente a Wanderers entró y en cuatro minutos liquidó el partido. Peñarol ganaba 1-0 y el bohemio apretaba.

Frente a Liverpool tuvo una tarde soñada. Puso el 1-0, después el 2-1 y por último liquidó el juego con el 4-2 en tiempo adicional y cuando el negriazul lo tenía contra las cuerdas.

Ante Boston River, en otro partido que a Peñarol le costó hacer pie, decretó el 1-0. Y hasta si se quiere, le convirtieron el penal que significó el 2-1 final.

Con Atenas de San Carlos marcó el 1-0 en un encuentro que Peñarol generó muchísimo, pero que apenas pudo ganar por dos goles.

En este semestre ya casi triplicó la cantidad de tantos que marcó en la primera mitad del año entre el Apertura, el Intermedio y la Libertadores. El cambio posicional que hizo Diego López terminó sacando lo mejor de su juego. Aunque ayer cumplió una muy buena labor haciendo el trabajo que habitualmente realiza su compañero argentino, está claro que como más cómodo se siente es cuando tiene el arco de frente.

Marca. De los siete torneos cortos que Peñarol consiguió a lo largo de este siglo, está en condiciones de transformarse en el artillero con mejores números.

En el Clausura 2003, Carlos Bueno fue el que más veces gritó: 10. El propio artiguense fue el máximo goleador del equipo que terminó quedándose con el Clausura del 2008 con 11 conquistas.

La mejor racha data del Clausura 2010 donde Antonio Pacheco puso 14 goles.

En el Apertura 2012, Juan Manuel Olivera estuvo a un solo tanto de igualar a “Tony”.

En el Clausura 2015, Peñarol se llevó el certamen con Jonathan Urretaviscaya como máximo anotador con siete anotaciones.

Mucho más bajo fue el promedio en el Apertura 2015. El aurinegro tuvo cinco goleadores, todos con cuatro tantos: Diego Forlán, Matías Aguirregaray, Luis Aguiar, Diego Ifrán y Cristian Palacios.

El año pasado, justamente el “Chorri” fue el goleador del equipo que se quedó con el Clausura con 10 festejos.

Datos que sirven para tomar noción de la buena campaña del “Toro”. Ya lleva ocho y todavía tiene seis encuentros por delante.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)

º