COPA LIBERTADORES

Los dos son "Timao"

Nacional no ganó, pero el empate sin goles lo beneficia, porque un gol de visitante obligará doblemente al Corinthians. El tricolor no perdió de visitante en esta edición y el único partido que ganó fue en San Pablo.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Nacional vs. Corinthians. Foto: G. Pérez

El arranque de Nacional fue a todo trapo. Como para marcar la cancha. Con presión asfixiante sobre la mismísima salida rival, con uno, dos y hasta tres tricolores yendo sobre el adversario que intentaba progresar con la pelota bien jugada desde la retaguardia al mediocampo; y, después de recuperarla, atacar con velocidad por los dos costados, desde donde partieron envíos bajos y altos rumbo al medio del área del Corinthians que hicieron pasar apuros y algunas veces enredaron al fondo visitante.

El arranque de Corinthians, mientras tanto, no le fue en zaga al ritmo del locatario: mostró personalidad para agantar el vendaval físico y futbolísico del local, e igual salió jugando, a la brasileña, con buen pie, tocando rápido.

Así, entonces, el partido fue de ida y vuelta. Toma y daca. Atacando y defendiendo casi todos, por uno y otro lado; y con Nacional más peligroso, porque cuando López se tiró atrás o a la derecha para salir de las marcas rivales, cambiar el frente y/o meter pases en profundidad para las llegadas de Ramírez y Espino por la izquierda, o para armar paredes cerca del área con “Seba” Fernández, generó una verticalidad que el pulido y veloz toque de pelota de los brasileños no tuvo, sobre todo por la concentración que tuvo el perfecto mecanismo de relevos y coberturas que puso en marcha el dueño de casa.

En ese contexto, pues, el alto voltaje no se redujo en ningún instante. Porque, a su vez, cuando Corinthians se vio apretado e igual hizo correr la pelota con dinámica para sacarse de encima al fastidioso adversario que mandaba sobre el fugaz poseedor del balón dos, tres, y a veces hasta cuatro camisetas blancas para no dejar que pensara, y menos aún que rematara al arco, si tuvo que reventarla, le pegó nomás “para las chapas”, como se decía antes.

El tenor del trámite tuvo una variante en la segunda etapa: Nacional siguió yendo y yendo, pero Corinthians ya no pudo salir tanto; y mientras Cássio hizo atajadas importantes ante cabezazos de López y Victorino, porque Nacional impuso su fuerza en el juego de alto en el área contraria, ¡Corinthians no remató ni una vez al arco contrario!

El partido, en suma, se fue consumiendo con ese ritmo y esas pautas; y terminó como empezó: a mil, y 0 a 0, pero sin dejar la idea que fue favorable para el visitante. La revancha en San Pablo puede ser igual, porque no sólo Corinthians es, como lo llaman, “timao” (cuadrazo): los dos lo son; y por eso la serie no está abierta, sino al contrario: muy cerrada.

NACIONAL 0-0 CORINTHIANS

Nacional: E. Conde; J. Fucile, M. Victorino, D. Polenta, A. Espino; S. Romero, G. Porras, L. Barcia, K. Ramírez; N. López y S. Fernández. DT: Gustavo Munúa.

Corinthians: Cassio; Fagner, Felipe, Yago, Uendel; Bruno Henríque, A. Mineiro (68' Marlon), Elias, Rodriguinho, Lucca; André (78' A. Romero). DT: Adenor Bachi "Tite".

Estadio: Gran Parque Central

Árbitro: Patricio Losteau (ARG)

Amarillas: Polenta, Fernández  y Porras (N). André y Felipe (C)

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)