TORNEO SUDAMERICANO SUB 20

El sobreviviente lo clasificó

"Primer objetivo cumplido”, dijo Nicolás Schiappacasse, que ya fue campeón en Ecuador en 2017

Nicolás Schiappacasse en el Uruguay vs. Paraguay en el Sudamericano Sub 20
Agotado. Así terminó Nicolás Schiappacasse el partido frente a Paraguay. Foto: AFP

Nicolás Schiappacasse, el único sobreviviente de la selección Sub 20 que se quedó con el título en el torneo Sudamericano de Ecuador hace dos años, fue clave para que Uruguay derrotara ayer a Paraguay y clasificara como tercero del grupo B al hexagonal final. El único resultado que le servía era la victoria y la consiguió.

Schiappacasse, ese futbolista que a veces parece hasta displicente cuando le pega a la pelota (basta recordar el gol que le marcó a Ecuador), fue el que se puso ayer el equipo al hombro. Y lo hizo a puro fútbol.

Cuando iban 15’ del partido ante los guaraníes, el jugador del Atlético de Madrid (que juega como cedido en el Rayo Majadahonda de la Segunda División de España) comenzó a ganar en velocidad e hizo encender las ilusiones de los hinchas de la selección. Y ya insinuó el gol tras una pared con Agustín Dávila.

Casi a la media hora de juego marcó la apertura. Fue un contragolpe que inició Rodrigo Zalazar y que Pablo García se la jugó a la izquierda a Schiappacasse. Es cierto que justo se resbaló el lateral, pero el “Chapa” definió con mucha clase por abajo cuando salió el arquero rival.

Con el gol del futbolista que cumplió 20 años el pasado 12 de enero, Uruguay clasificaba al hexagonal final.

Es cierto que los últimos 15’ del primer tiempo no fueron sencillos. Uruguay se dejó estar y Paraguay comenzó a crecer. Pero llegó el descanso y al regresar Schiappacasse siguió haciendo de las suyas. Contó con varias chances de anotar el segundo gol, que hubiera liquidado el partido.

Alexis Duarte lo agarró de la camiseta cuando no podía controlarlo y el “Chapa” se iba derecho al gol. Al paraguayo le sacaron amarilla, aunque bien pudo haber sido roja.

A los 62’, tras dejar a varios rivales por el camino, le hicieron un claro penal que el árbitro brasileño Claus no cobró. Y unos minutos más tarde pudo haber anotado de cabeza.

El segundo tiempo fue todo celeste. El equipo de Coito tuvo en la víspera en Talca más posibilidades de gol que a lo largo de todo el grupo. Sin embargo, no pudo anotar el segundo tanto, el que le hubiera dado definitivamente la tranquilidad y la clasificación. Ni siquiera cuando Facundo Batista dispuso de un tiro penal, que le había hecho el arquero Huesca a él mismo. Pero su tiro fue muy malo.

Schiappacasse es un claro producto de las juveniles celestes dado que defendió la selección Sub 15, Sub 17, Sub 18 y Sub 20 de Uruguay, muchas veces dando ventaja de edad. Por algo es el único que repitió Sudamericano.

“Primer objetivo cumplido. No se nos habían dado las cosas, pero siempre tuvimos la cabeza en alto y dejamos todo en la cancha”, dijo Schiappacasse tras el triunfo y antes de irse al control antidopaje.

Uruguay no había merecido perder ante Perú ni ante Argentina, pero lo hizo. Y hubiera sido injusto que el vigente campeón no pasara el grupo y se tuviera que volver a casa tan rápido. Ahora empieza el hexagonal, que es otra historia, en la que seguramente Nicolás Schiappacasse seguirá siendo un gran protagonista.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)