TRICOLORES

El sistema táctico que llegó para quedarse en Nacional: el 4-4-2

Alejandro Cappuccio abandonó la línea de tres en el fondo, pasó a la tradicional de cuatro defensores y el equipo no recibió goles en los últimos dos partidos.

Camilo Cándido
Camilo Cándido vuelve al lateral zurdo ante Progreso.

Aquella idea con la que Alejandro Cappuccio comenzó el año en Nacional de utilizar tres zagueros centrales y dos carrileros parece haber caducado definitivamente. Da la sensación de que el 4-4-2 llegó para quedarse, principalmente porque con este sistema llegaron los buenos resultados.

En los cuatro primeros partidos del entrenador, en los que utilizó tácticas 3-4-1-2 y 3-4-3, Nacional recibió nueve goles, todos ellos por Copa Libertadores. Solo mantuvo su arco en cero en una ocasión y fue en la victoria 2-0 sobre Wanderers por la Supercopa Uruguaya.

En los últimos dos juegos, con cuatro en el fondo, Nacional no recibió goles y rescató cuatro puntos: uno del empate a 0 en la visita a Atlético Nacional de Medellín y tres en el 1-0 del último choque ante Universidad Católica. Eso le dio al tricolor la posibilidad de pasar a depender de sí mismo para avanzar a los octavos de final de la Sudamericana pese a que la tabla del Grupo F lo muestra último.

Lo que no puede ni debe hacer Nacional es repetir el error de resignar puntos en el inicio de la competencia para luego remarla de atrás. En virtud de ellos es que se reforzará el concepto de los cuatro en el fondo.

El que hayan pasado dos partidos sin goles en contra es uno de los aspectos positivos de Nacional luego de las dos últimas presentaciones. Otro es que en el duelo ante los chilenos el equipo no sufrió expulsiones, algo que lo venía diezmando y que tenía relación directa con que luego la línea final se viera asediada.

Renzo Orihuela y Gonzalo Bergessio celebran el gol del argentino en el Progreso-Nacional. Foto: Estefanía Leal.
Gonzalo Bergessio y su grito de gol en la última visita al Paladino. Foto: Estefanía Leal.

A ello hay que sumarle que Angelo Gabrielli dejó muy buenas sensaciones en el lateral derecho y que al izquierdo retornará Camilo Cándido para el duelo de este sábado a la hora 15 ante Progreso en el Paladino, lo cual le da más proyección a la banda zurda.

La piedra en el zapato que sigue molestando a Cappuccio es que ha perdido muchas posibilidades de recambio, ya que tiene un equipo completo afuera. Son 11 los futbolistas que por distintas razones no tiene a la orden el entrenador.

Felipe Carballo, Agustín Oliveros y Pablo García se encuentran lesionados, en tanto Christian Almeida, Mathías Laborda, Joaquín Trasante, Thiago Vecino, Gonzalo Vega, Maximiliano Cantera, Emiliano Martínez y Guillermo Centurión se encuentran afectados de COVID-19. Alguno quizás esté para la tercera fecha, pero se perderán este debut en el Apertura.

EL POSIBLE EQUIPO

Los dos cambios que se perfilan en la oncena

Dos variantes haría Alejandro Cappuccio para el partido de mañana ante Progreso. Una sería el ingreso de Camilo Cándido en lugar de Armando Méndez en el lateral izquierdo y la otra sería el de Ignacio Lores por Andrés D’Alessandro para ir por la izquierda. De esa manera la oncena quedaría conformada por: Sergio Rochet; Angelo Gabrielli, Guzmán Corujo, Nicolás Marichal, Cándido; Brian Ocampo, Facundo Píriz, Gabriel Neves, Trezza; Leandro Fernández y Gonzalo Bergessio.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados