Danubio

Se sintió el único delantero que quedaba

Complicado el ataque de los de la franja: Leandro Rodríguez sufrió un tirón al final de la práctica y lo van a evaluar

Tranquilo. Gastón Machado está sereno, pero no se confía. Foto: Marcelo Bonjour
Problemas. Los que tiene Gastón Machado para armar la ofensiva.

Cuando el técnico danubiano Gastón Machado trabajaba para decidir quién podía ser el compañero de Leandro Rodríguez en la ofensiva ante la suspensión de Adbiel Arroyo, aquel se lesionó en momentos en que el táctico ya llegaba a su fin.

Probablemente se trate de un tirón, pero va a ser evaluado por la sanidad. Si no llega al partido frente a Defensor Sporting, esto complicaría aún más el panorama para el entrenador, que ayer probó varias posibilidades para sustituir al panameño Arroyo.

En la víspera los de la franja entrenaron en su complejo de la ruta 101. Primero se llevó a cabo un movimiento de fútbol en espacios reducidos y luego el mencionado trabajo táctico. Durante el mismo, Marcelo Tabárez, Jorge Graví e Ignacio González se alternaron para acompañar a Leandro Rodríguez en ataque. Ninguno de los tres es un delantero neto, pero son los hombres a los que echó mano Machado para jugar en lugar de Arroyo. Pablo Silva, el otro delantero con el que cuenta, aún no está totalmente recuperado de su lesión.

En el peor de los casos, si Leandro tampoco llega al clásico del sábado dos de esos tres futbolistas jugarán en el ataque.

Cabe destacar a su vez que en caso de decidirse por Ignacio González, “Nacho” viene de cinco semanas sin fútbol, por lo que seguramente no estaría para jugar los 90 minutos.

Salvo la ofensiva, el resto del equipo está confirmado: Federico Cristóforo, Agustín Peña (continúa en el lateral ocupando el lugar de José Luis Rodríguez, quien sigue suspendido), Damián Malrechauffe, Gastón Bueno, Martín Marta, Ribair Rodríguez, Gonzalo González, Rodrigo Fernández y David Terans. En la ofensiva: Leandro Rodríguez si se recupera y Marcelo Tabárez, Ignacio González o Jorge Graví.

Hoy los danubianos vuelven a entrenar por la mañana. El trabajo será más leve porque tras dos partidos en los que jugaron un tiempo con uno menos, los futbolistas están muy cansados.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos