CLÁSICO

Las siete diferencias: Peñarol ganó en todo

El clásico confirmó la consistencia de juego del aurinegro y reiteró que Nacional tiene problemas de generación y carece de gol.

La celebración de un Peñarol otra vez ganador
La celebración de un Peñarol otra vez ganador

Peñarol confirmó que está más sólido que Nacional, exhibió virtudes futbolísticas y mayor control anímico. El tricolor también tuvo confirmaciones, pero de las negativas. No tiene gol y su capitán Diego Polenta se descontrola demasiado fácil. El clásico fue el fiel reflejo de la realidad actual y de las situaciones en las que se encuentran ambos equipos.

1- Peñarol trató bien la pelota, jugó por abajó, apostando a triangulaciones y, además, tuvo velocidad por afuera.
Nacional no encontró sociedades futbolísticas, se la jugó mucho al pelotazo y recién pudo tener algo de velocidad y con desborde en la segunda mitad con Tabaré Viudez por afuera.

2- Peñarol generó acciones de riesgo a partir de la aparición por el centro del ataque de jugadores que fueron bien habilitados. Como sucedió con Fidel Martínez o Gabriel Fernández.
Nacional volvió a demostrar que tiene carencias de gol, que ni siquiera consigue sacar rédito de alguna situación que pueda generar la habilidad de Viudez porque carece de un 9 de peso en el área.

3- Peñarol jugó con confianza, tranquilidad. Agrupado, sólido. Con equilibrio emocional.
Nacional mandó señales de descontrol. Excesiva agresividad en las acciones divididas y mucho nervios a la hora de controlar la pelota. Diego Polenta reiteró otra vez la facilidad con la que se descontrola y comete faltas groseras.

4-Peñarol consiguió que sus debutantes se acoplen rápidamente a la propuesta. El juego no se alteró pese a las ausencias importantes que tuvo el equipo (sobre todo las de Gargano y Estoyanoff).
​Nacional no encontró buena respuesta de sus incorporaciones. Luis Aguiar jugó muy atrasado y De Pena tuvo un retorno para el olvido.

5-Peñarol tuvo una zaga más firme, bien protegida. Empezó a dominar el juego a partir de la buena presión que ejerció en la salida del tricolor.
Nacional sigue demostrando carencias enormes en la zaga. Con Corujo saliendo a destiempo y con Polenta nuevamente descontrolado en un partido importante. Cuando quiso presionar, el juego de Peñarol no se lo permitió.

6-Peñarol encontró y fabricó espacios. Con el resultado a su favor le dio un golpe definitivo al partido con una acción que inició desde su área.
Nacional no pudo generar espacios porque Aguiar abusó de los pelotazos, porque Viudez no encontró un socio y porque fue más fácil de controlar al no tener buena utilización de la franja izquierda de su ataque.

7- Peñarol contrató pensando en las necesidades del equipo y para tener alternativas en diferentes puestos. Lo que fue a buscar lo consiguió.
Nacional sigue reiterando las deficiencias del último semestre. Y no logró contratar nada de lo que quiso, salvo el caso de Luis Aguiar.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)