COPA AMÉRICA CENTENARIO

Se siente la presión

Argentina apunta a quebrar la mala racha ante Chile; “si no ganamos que no vuelvan”, dijo Maradona.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Ídolo. Messi, que busca su primera copa, saludó a un hincha que se arrodilló ante él. Foto: AFP

Hace poco menos de un año, cuando Argentina perdió la final de la Copa América 2015, un año después de perder la final de la Copa del Mundo, en el pensamiento de los argentinos quedó poco más consuelo que saber que no habría que esperar cuatro años más para tener una oportunidad de revancha, ya que por los 100 años del torneo estaba pensado este campeonato especial en 2016.

El destino es caprichoso y ha querido, para bien o para mal, que el rival sea el mismo, Chile, lo cual algunos verán como algo positivo, por la chance de vengar la última final y arrebatarle el título al vigente campeón, y otros como una dificultad añadida, por la presión que puede suponer para los albicelestes ante el único rival que hasta ahora le ha plantado cara con sus argumentos futbolísticos.

De lo que no hay ninguna duda es que la cita es clave para esta talentosa generación de futbolistas liderada por Lionel Messi. Ganar el domingo supondría coronar sus años de éxitos al fin con un título, pero una derrota alargaría el maleficio y caería como un duro golpe para el proyecto.

Para algunos como Mascherano, va a ser su cuarto intento de conquistar una Copa América tras perder ya tres finales (2004, 2007 y 2015). Así se explican sus palabras a Olé en el inicio del torneo: "No nos vale con llegar a la final. Hay que ganarla".

"Tenemos otra final por delante y no queremos que se nos escape. Estamos con mucha ilusión. Hace mucho que venimos luchando y jugar tres finales en dos años no es fácil. Ojalá que a la tercera sea la vencida, como dice el refrán", dijo ayer Gonzalo Higuaín, resumiendo el sentir del vestuario albiceleste.

El seleccionador, Gerardo Martino, también es consciente de lo que se juega, sabedor de que el fútbol no suele recordar procesos, ni buenos rendimientos más que los que terminan coronados por un título, al menos. "Siempre es lo mismo. Hay un buen rendimiento, se abren las expectativas y queda un partido en el que se define todo. Ya saben lo que pienso yo, pero en el análisis que hacen, ese partido define. Y para cambiar eso, este partido hay que ganarlo".

El que mejor resumó el presente argentino fue, de nuevo, Maradona: "Obvio que ganamos. Si no que no vuelvan...", le dijo ayer con sorna a Victor Hugo Morales.

Lavezzi se operó de apuro en EE.UU. para "jugar" de hincha.

El gran golpe que sufrió Ezequiel Lavezzi al tropezar con el cartel publicitario en la semifinal derivó en una fractura del radio de su brazo izquierdo, que le obligará a permanecer dos meses de baja. El "Pocho" decidió operarse en el día de ayer de urgencia en Nueva York, y así pudo iniciar cuanto antes su recuperación y, si no hay complicaciones, será dado de alta para poder apoyar a sus compañeros en la final, tal como desea.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)