ELIMINATORIAS

Ya se siente la presión

Con cánticos, los chilenos recibieron a los jugadores celestes

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Foto.El País.

Apenas aterrizó, hubo aplausos en el avión de Sky. Es que la tripulación chilena le deseó suerte a La Celeste y el capitán dijo "que gane el mejor".

A las 18.10 ya estaba Uruguay en tierras trasandinas, con un clima primaveral y sol calentando a pleno la terminal aérea. Los futbolistas, claro está, tuvieron rápida salida, lejos de la multitud y por un camino diferente al resto de los mortales.

Zona de exclusión, custodia policial y un bus de dos pisos que esperaba al grupo a la salida de la sala VIP. Solo una veintena de hinchas chilenos descubrieron el pasaje y se apostaron ante la delegación portando una gran bandera de Chile. No hubo insultos, ni agresiones verbales, solo cánticos futboleros como el ya tradicional "Chi-chi-chi-Le-le-le, Viva Chile"... que fue un anticipo de lo que va a suceder esta noche en el Estadio Nacional, que aseguran va a estar repleto alentando a La Roja.

Pizzi ya diijo que va a contar con todos (Vidal, Sánchez y Bravo) y que espera lo mejor de Uruguay, con Edinson Cavani en cancha, por supuesto.

Media hora después del arribo, la delegación llegó al suntuoso Sheraton San Cristóbal. Otra vez el grupo pasó de largo en forma privada y ya con habitaciones asignadas los futbolistas se encaminaron a un breve descanso. La hora prevista para la era las 21.00.

Muchos hinchas uruguayos estuvieron alertas a la llegada. Banderas, camisetas, gorros grandes y chicos, mujeres, niños y hombres, emocionados por estar junto a los celestes. La expectativa es grande y también la ilusión por un triunfo de un Uruguay que ya duerme pensando en el duelo de hoy ante uno de los rivales más duros que hay en el camino hacia el Mundia de Rusia 2018.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados