COPA LIBERTADORES

"Siempre soñé con ganar la Copa, no pienso en otra cosa"

Nicolás Lodeiro habló en la previa del choque de este jueves entre Boca e Independiente del Valle por la semifinal de ida.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Lodeiro. Con el “Vasco” Arruabarrena jugó como enganche y tuvo buen nivel.

Termo de aluminio, mate forrado en cuero, Nicolás Lodeiro camina por el lobby del hotel Hilton Colón. Si no fuera porque viste una remera azul con el escudo de Boca, podría pasar como un turista uruguayo que llegó para conocer el Malecón Simón Bolívar, el barrio Las Peñas o el cerro Santa Ana, los tres lugares preferidos por los visitantes en esta ciudad. Afuera, el clima húmedo y pesado no le quita pasión a un puñado de hinchas, que desde temprano se agolpa frente a los enormes ventanales y a la puerta giratoria vidriada, con el sueño de ver a alguno de los ídolos. Los más adinerados, de bolsillos más holgados, alquilaron habitaciones con la esperanza de cruzarse con los jugadores y pedirles un autógrafo, una selfie. Ese mundo, esa revolución que el club genera en el público, es algo que el charrúa observa como algo que en los próximos meses pueda empezar a extrañar, porque cuando termine la participación de los xeneizes en la Copa Libertadores su futuro estaría en Seattle, en la Major League Soccer. "Siempre soñé con ganar la Libertadores, no pienso en otra cosa que no sea eso. Sería un error pensar en mi futuro ahora, cuando estamos por jugar una semifinal: Trato de dedicarme solamente a Boca", confiesa, y cierra esa ventana.


Una intervención quirúrgica en el menisco externo de la rodilla izquierda encendió las alarmas, pero el desempeño en la despedida de Uruguay de la Copa América 2016, con goleada frente a Jamaica, le enseñó a los mellizos Barros Schelotto que el volante, de 27 años, no tenía secuelas de la operación y era un argumento más para la serie semifinal con Independiente del Valle. "Hicimos una muy buena pretemporada, se trabajó lo que puede ser este partido con el cuerpo técnico. Ahora queda la ansiedad y la expectativa, porque son partidos que todos deseamos jugar", comenta quien recibió halagos del entrenador rival, el uruguayo Pablo Repetto.

-¿Cómo se combate la ansiedad?

-La ansiedad yo la mato con mate, con mucho mate, me sirve para relajarme y que se me pase el tiempo más rápido. Ir a las piezas a conversar con los compañeros es otra manera, y en este caso también intento descansar, porque estar descansado es importante para cuando se juega en la altura.

-Con las experiencias que fuiste acumulando, ¿cómo te afecta la altura?

-La altura es complicada, no todos respondemos de la misma manera. Yo fui aprendiendo, ahora entiendo cuáles pueden ser los síntomas que me pueden afectar, pero no podés darlos como consejos porque al compañero quizás lo afecta de distinto modo. Espero repetir las buenas actuaciones que me estuvieron acompañando, todos vamos a necesitar del compañero.

-Independiente del Valle se hizo fuerte jugando como local, ¿es porque tuvo a la altura como aliada?

-No, no podemos subestimar al rival, no podemos llevarnos por lo que se dice. Nosotros sabemos que no está acá por casualidad, fue dejando a equipos importantes en el camino: Colo Colo, River, Pumas. Es un equipo que sabe a lo que juega, que hace bastante tiempo que viene trabajando con el mismo técnico y con una base de futbolistas. Limitar todo a la altura no sería lo lógico ni lo aconsejable.

-¿Cuál debería ser el plan de juego de Boca?

-Nuestra idea es la de siempre, vamos a tratar de desarrollar lo que el equipo fue mostrando hasta acá, porque esa es la mentalidad que tiene Guillermo. Tenemos jugadores como Tevez, Cata Díaz, Agustín (Orión), de mucha experiencia que es algo que nos puede ayudar a controlar el juego. Viajamos con la idea de llevarnos un buen resultado para definir la serie en la Bombonera, con nuestra gente.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)