TORNEO INTERMEDIO

Siempre aparece sobre el final

Aguirre volvió a convertir un gol importante para Nacional en los descuentos.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Goleador. Rodrigo Aguirre -en festejo con Sebastián Fernández- es una de las armas ofensivas de Nacional. Foto: Ariel Colmegna

Ante la baja de Kevin Ramírez, Martín Lasarte se inclinó por Rodrigo Aguirre para suplantarlo y el atacante tricolor respondió con un gol en la hora para darle el triunfo a Nacional.

“No es la mejor posición de Rodrigo, lo tengo claro, pero entendí que era el jugador que mejor podía desempeñarse en esa zona”, explicó el entrenador tricolor en conferencia.

Pero el técnico le dio la chance y si bien en la primera parte no logró ser determinante, Aguirre generó bastante peligro, sobre todo cuando se armó un circuito con Martín Ligüera y Tabaré Viudez, quienes intentaban habilitarlo a él y a Sebastián Fernández.

Nacional dominó a River Plate durante los primeros 40’, jugó mejor y tuvo las mejores opciones sobre el arco rival, aunque solo pudo hacer un gol y tuvo que esperar hasta el final del partido.

Y para esa instancia hay un jugador que tiene la receta: Rodrigo Aguirre.
La de anoche no fue la primera vez que el delantero convirtió un gol importante sobre el final de un partido y el hincha ya se está acostumbrando a sufrir un poco más, pero a disfrutar el doble.

Es que cuando el partido era de ida y vuelta, con un River que se defendió bien y que al igual que Nacional tuvo chances de gol, apareció Aguirre para ganarlo.

Rafael García, que no había tenido una buena noche, terminó siendo clave para gestar el gol de la victoria. El zaguero robó una pelota, avanzó por derecha y se la dejó a Aguirre para que hiciera lo que más sabe hacer, encarar y definir.

El atacante fue de la punta al medio y al borde del área grande sacó un zurdazo que se metió en el arco de Nicola Pérez para poner el tanto de la victoria tricolor en el regreso al Gran Parque Central por el torneo local.
El festejo enloquecido de Aguirre, que se sacó la camiseta y recorrió unos cuantos metros sobre la Atilio García, se trasladó a la tribuna, donde los más de 10 mil espectadores que anoche fueron a ver a Nacional, deliraron.

Y no fue para menos. El equipo de Lasarte volvió a ganar en la hora un partido que no estaba fácil y con un gol de Rodrigo Aguirre.

Desde su llegada a los tricolores, el delantero suma siete goles, seis por el Campeonato Uruguayo y uno por la Copa Libertadores de América.
Su debut en la red fue precisamente en el Gran Parque Central por la segunda fecha del Torneo Apertura, el 12 de febrero, día en el que Nacional le ganó a Danubio 2 a 1 con un doblete de Aguirre, quien lo dio vuelta con sus tantos a los 74’ y 82’.

Luego le convirtió a Peñarol en el clásico del 5 de abril a los 92’ para darle el empate 1-1 a Nacional que hasta ese entonces seguía siendo el líder del Apertura.

Además, le anotó dos tantos a Cerro en el Estadio Luis Tróccoli y le hizo un gol a Chapecoense en Montevideo por la Copa Libertadores para totalizar los siete con la camiseta de los tricolores.

Rodrigo Aguirre tiene la receta para aparecer en el final de los partidos y hacer delirar al hincha de Nacional.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados