ESPAÑA

Siempre amigos: la situación de Suárez es parte de la ecuación de la salida de Messi

El anuncio de la "Pulga" de abandonar el Barcelona tiene como una de sus bases el trato que se dio de parte de Koeman al "Pistolero".

Lionel Messi y Luis Suárez celebran uno de los tantos goles que anotaron en el Barcelona. Foto: AFP.
Lionel Messi y Luis Suárez celebran uno de los tantos goles que anotaron en el Barcelona. Foto: AFP.

Las noticias en las últimas horas han caído como baldes de agua fría para los hinchas de Barcelona. Es que luego de que Ronald Koeman le anunció a Luis Suárez que no contará con él, se sumó que Lionel Messi le informó al club que no continuará luciendo los colores del elenco blaugrana.

Las dos figuras que ha tenido Barcelona en estos últimos años podrían marcharse del club español en un abrir y cerrar de ojos suponiendo un desbalance importante para el club y una conmoción a nivel mundial.

Una llamada telefónica de apenas un par de minutos le puso fin a seis años de idilio entre el conjunto culé y el “Pistolero”, que se convirtió en el tercer máximo anotador de la historia de la institución con 198 goles y alcanzó 13 títulos que lo transformaron en campeón de Europa y también del Mundial de Clubes.

El nuevo proyecto del entrenador holandés no lo tiene en cuenta y por eso, pese a tener contrato hasta 2021 y con chances de renovar hasta 2022, el destino del delantero salteño está fuera del Barcelona.

Luis Suárez habló sobre su renovación con Barcelona y sus metas en 2020. Foto: AFP
Foto: AFP

La pregunta que todos se hacen es: ¿dónde jugará Luis Suárez? En una incógnita similar a la que hoy vive Edinson Cavani, el “Pistolero” analiza las distintas opciones y es que a sus 33 años son muchos los equipos que podrían contar con sus goles para la próxima temporada.

Pese a que se consideró como parte de pago para que Donny Van de Beek arribe desde Ajax al Barcelona, desde el club holandés se negó esa posibilidad y de hecho se confirmó que hubo contactos entre los de Ámsterdam y el delantero, pero se entendió que no es el momento para volver a un club al que tanto le dio en su pasaje.

Por estas horas, el club que suena con más fuerza es uno de los que más lo sufrió: París Saint-Germain. Con el aval de Neymar, con quien fue compañero en Barcelona, el “Pistolero” podría ser objetivo del elenco parisino que quiere revancha tras perder la final de la UEFA Champions League.

De todas maneras, la transferencia no es sencilla teniendo en cuenta que primero Luis Suárez debería conseguir romper su vínculo con el Barcelona y así quedar libre de acción para que los parisinos sólo tengan que abonar su sueldo.

Messi y Suárez se saludan tras el primer gol del "Pistolero" ante Celta de Vigo. Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

Ahora, la posible llegada de Luis Suárez también abre otra puerta: ¿se dará el regreso de la MSN pero luciendo otros colores? No cabe duda que en el caso de cerrar la contratación de Suárez, PSG vaya por Lionel Messi y de hecho ya hay rumores que van en ese sentido.

Es que en la pasada jornada, mediante un burofax, Lionel Messi le anunció a Barcelona sus intenciones de abandonar el club luego de malos manejos, malos resultados deportivos y ¿por qué no? la polémica salida de su amigo Luis Suárez.

Está claro que clubes no le van a faltar a Lionel Messi y por eso varios como el Manchester City, Inter de Milán, Manchester United o Chelsea buscan tentarlo de distintas maneras para contar con sus servicios.

Lionel Messi

“La Pulga” tiene la posibilidad de hacer uso de una cláusula que se activa en el fin de cada temporada y que le permite de forma unilateral romper el contrato. ¿Cuál es la polémica? Que Barcelona entiende que ese plazo terminó en mayo, cuando habitualmente finalizan las temporadas, pero el argentino se apega a lo establecido por la FIFA que estiró el final de la temporada hasta agosto y por ende todavía le queda una semana para romper su vínculo.

El equipo culé no quiere perder a su figura y sobre todo no quiere que se vaya sin que se pague la insólita cláusula de rescisión que hoy asciende a 700 millones de euros.

Amigos en lo bueno y en lo malo: eso son Luis Suárez y Lionel Messi que parecían tenerlo todo bajo control, pero ahora deben esperar para conocer su futuro, uno que parece estar cada vez más lejos de Barcelona y que podría venir con sorpresas incluidas.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados