TORNEO APERTURA

El show de Nacional llegó desde Rivera

Kevin Ramírez marcó un hat-trick y los tricolores golearon a Progreso 4-0

Rodrigo Amaral, Kevin Ramírez y Gabriel Neves en Nacional
Ramírez festeja uno de sus goles junto a Rodrigo Amaral y Gabriel Neves; fue la noche soñada para el rápido atacante izquierdo tricolor.Foto: Marcelo Bonjour

Gonzalo Bergessio suspendido. Octavio Rivero con una molestia en el posterior de su pierna izquierda. Álvaro Gutiérrez decidió, entonces, poner a Kevin Ramírez como centrodelantero ante la sorpresa de varios fanáticos tricolores. Fue la posición que le permitió llegar a Nacional (siendo goleador de un torneo corto con Wanderers), pero los albos ya casi no lo recuerdan, porque desde que Gustavo Munúa lo colocó como mediapunta allá por 2016 (que, por cierto, jugó muy bien), prácticamente no volvió a jugar de 9.

Anoche, en el 4-0 a Progreso, Ramírez fue la referencia de área y aprovechó la oportunidad. Hizo el primer hat-trick de su carrera, no falló las situaciones que se le presentaron, por momentos jugó como mediapunta izquierdo cuando Rodrigo Amaral quedaba de 9 y hasta terminó dando una mano como lateral izquierdo (junto a Gonzalo Castro) cuando Gutiérrez decidió sacar a Matías Viña por la amarilla, pensando exclusivamente en el clásico.


La velocidad del riverense y la mala recepción de Nicola Pérez a los 2’ desencadenaron la apertura del marcador, para un trámite que se le hizo más fácil de lo previsto a Nacional. Porque supo jugar con espacios y fue efectivo. Así llegó el segundo de Kevin tras un buen pase de Santi Rodríguez y el tercero del juvenil, aprovechando la buena asistencia de Matías Zunino. Apenas iban 21’, pero el juego estaba sentenciado.

Es que Progreso ni siquiera aprovechó las jugadas de pelota quieta en las que Nacional volvió a marcar mal (un cabezazo de Riquero, por ejemplo, rozó el vertical) y Luis Mejía estuvo seguro ante la buena pegada en los tiros libres de Esteban González. En este sentido, el panameño parece haber confirmado su lugar para jugar el clásico contra Peñarol.



La presencia de Cardacio en el medio (jugó porque Gutiérrez cuidó a Rafa García, por una molestia en su rodilla y cansancio acumulado), junto a Neves, hizo que Nacional fuera siempre un equipo que apuntó a cuidar la pelota y jugar con criterio, más teniendo en cuenta las atinadas intervenciones de Amaral y los buenos rendimientos del “Chory” y de Santi Rodríguez.

El segundo tiempo sirvió para que Ramírez marcara su tercer tanto y se llevara le pelota en el final. Incluso pudo anotar un cuarto tanto si no hubiera sido por una destacada atajada de Pérez.

Ramírez se ganó la chance de, al menos, estar en consideración, Nacional jugó bien y hasta se dio el lujo de ya pensar en el clásico.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)