MERCADO

Sevilla dio el OK por Carballo y Nacional se frota las manos

El equipo andaluz prestará al mediocampista surgido en los tricolores por otros seis meses y solo falta el arreglo salarial.

Felipe Carballo celebra el gol de Nacional ante Boston River. Foto: Gerardo Pérez.
Felipe Carballo celebra el gol de Nacional ante Boston River. Foto: Gerardo Pérez.

Camino casi despejado. Así es como podría interpretarse el positivo resultado logrado en la negociación llevada adelante con el Sevilla por la nueva cesión en préstamo de Felipe Carballo. Sin embargo, en esta carrera de la confirmación de su fichaje todavía hay una valla por superar: la remuneración salarial del futbolista.

Formalmente, entonces, la continuidad aún no está decretada porque los tricolores realizaron una contra propuesta al pedido del jugador que aún no fue aceptada.

Es cierto que el avance es significativo, la primera gran traba de todas era la postura del Sevilla por aprobar la continuidad de Carballo otros seis meses más en Nacional. Eso se consiguió y sin costo, pero los tricolores tienen ahora que efectuar un ajuste al futbolista en la remuneración mensual. En principio parecía algo sencillo de sortear, pero en las últimas horas se supo que los presididos por José Decurnex no están dispuestos a abandonar las pautas económicas fijadas por el club para la temporada 2020.

Aunque los diálogos entre Decurnex, el empresario Pablo Boselli y el propio futbolista parecieron orientar la negociación hacia una resolución positiva, en las últimas horas Ovación corroboró que hay una diferencia entre lo que pretende percibir Carballo y lo que está dispuesto a pagar el club.

De un lado se defiende el hecho de que Nacional está recibiendo a un jugador por seis meses más sin costo y que la eventualidad de tener que ir a buscar un sustituto le generaría mayor desembolso de dinero, y del otro se protege a las arcas del club y se subraya que la actuación en Nacional durante el desarrollo de la Copa Libertadores será más beneficioso para el futbolista.

En ese tire y afloje se encuentran ambas partes, con el debido reconocimiento que el paso de las horas lo único que hace es jugar en contra de ambos, porque Felipe no está entrenando con Nacional.

Lo que sí es concreto, es que en la noche del domingo se recibió la respuesta positiva del director deportivo del Sevilla, Ramón Rodríguez Verdejo, conocido como Monchi, quien aceptó que lo mejor para el futbolista y para el club dueño de su ficha era permitir que pudiese participar con Nacional en la Copa Libertadores, certamen que oficiará de mayor vidriera.

Si bien el Sevilla pretendía recuperar el dinero invertido en el jugador uruguayo, 2,5 millones de euros, al final se dejó convencer por Decurnex y por Boselli

En otro orden de cosas, Nacional cerró las gestiones que estaba realizando con dos futbolistas brasileños. El caso del zaguero Alan Pereira Empereur lo desarticuló el propio Decurnex por los pedidos que realizó el futbolista. Si bien luego llegó un llamado asegurando que se había originado un malentendido, el principal directivo tricolor optó por poner un punto final.

Ahora, Nacional no tiene ninguna gestión oficial encaminada, pero sí varios nombres más en carpeta, los que fueron exhibidos a Gustavo Munúa por parte de el manager Iván Alonso y el gerente deportivo Jorge Giordano.

El entrenador es el encargado de establecer si esas opciones le interesan.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)