COPA AMÉRICA

Una serie para mirarla con cariño

A Uruguay le tocó un grupo parejo, pero en el que clasificar está al alcance del equipo de Tabárez.

Foto: AFP
Foto: AFP

Luego del sorteo de Rusia 2018, donde Uruguay resultó “beneficiado” por el grupo que salió del bolillero, había mucha expectativa sobre los rivales que le podrían tocar a la Celeste en la Copa América de Brasil, donde buscará cortar el bicampeonato de Chile y sumar el trofeo 16 en tierras norteñas.

Y luego de observar el grupo (compartido con Ecuador, Japón y Chile), la conclusión es que se trata de una serie pareja, pero en la que las chances de clasificar están intactas. A priori, el equipo de Tabárez tendría que avanzar a los cuartos de final sin problemas, aunque por supuesto los partidos hay que jugarlos.

La Celeste ha dado muestras claras de superar muchos obstáculos, aunque no debe olvidarse que en la Copa América Centenario no pudo pasar de la serie. La paridad del grupo es lo que ilusiona pero también lleva a estar atentos a lo que pueda suceder.

“Han quedado series parejas. Me parece que será una buena Copa dentro del panorama que esperaba antes del sorteo. Hay un gran nivel de paridad, ya que hay selecciones que han crecido mucho”, opinó Óscar Tabárez luego del sorteo a EFE, pero también es cierto que una de las selecciones con las que Uruguay se enfrentará atraviesa un importante proceso de recambio.

Ecuador, ahora con el “Bolillo” Gómez a la cabeza, no se clasificó al último Mundial y su rendimiento últimamente descendió varios escalones respecto a lo que había mostrado en anteriores participaciones tanto de Eliminatorias como de torneos continentales. Eso sí, ese recambio también querrá ganarse un lugar y demostrar que está para cosas importantes.

El segundo rival de Uruguay en la fase de grupos será Japón. Una de las selecciones invitadas, que buscará dar la sorpresa y con la que la Celeste no la pasó bien en el amistoso disputado en octubre, cuando los nipones se impusieron por 4-3 en Saitama.

Eso sí, habrá que tener en cuenta con qué plantel viene a jugar la selección asiática, teniendo en cuenta que todavía está disputando la Copa Asia donde ayer accedió a las semifinales. Si viene con su plantel principal puede dar batalla, aunque Uruguay debería superar ese obstáculo.

Por último está Chile. Una selección que también atraviesa un proceso, tal vez no tan grande como el de Ecuador, pero que buscará, nada menos, que retener la corona por tercera vez consecutiva con todo lo que eso significa.

Además, los duelos con Uruguay se han tornado particularmente ásperos en los últimos años. Al mando de Rueda, Chile ha sido un tanto irregular y eso lo transforma en un equipo no tan potente respecto al que disputaba las Eliminatorias hace tres o cuatro años o incluso a la que ganó las dos últimas copas América, tanto en Chile como en Estados Unidos.

Ecuador: de recambio

Con una nueva generacion y sin la altura de Quito, la “Tri” no parece ser la complicada selección de hace unos años atrás. Será el estreno y si los nervios no juegan en contra, Uruguay debería debutar con tres puntos.

Japón: la incógnita

Al ser una selección invitada, habrá que tener en cuenta el plantel con el que llegan los nipones. Si lo hacen con su equipo principal, pueden complicar tanto a Uruguay como a las otras dos selecciones del grupo.

Chile: el bicampeón

Los dirigidos por Rueda buscarán demostrar por que son los bicampeones, aunque los últimos rendimientos de los trasandinos estuvieron lejos de aquellas selecciones. De todas maneras, es un equipo a respetar y que puede hacer mucho daño.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)