TORNEO INTERMEDIO

Sergio Rochet, el arquero que debutó en Uruguay a los 26 años y se juega la confianza

Ante la lesión de Luis Mejía, Nacional confirmó que el arco lo ocupará quien se formó en Danubio, se marchó a Holanda, tuvo un pasaje por Turquía y recaló en el tricolor para el segundo semestre.

Sergio Rochet
Sergio Rochet. Foto: Gerardo Pérez

Hace ya unos cuatro años comenzaron a llegar noticias de un arquero uruguayo que se destacaba en el AZ Alkmaar de Holanda. ¿Su nombre? Sergio Rochet. Tenía 22 años y se había formado en Danubio, pero había emigrado sin debutar en Primera División. Este domingo le tocará debutar en un clásico del fútbol uruguayo defendiendo el arco de Nacional.

La sanidad tricolor descartó este jueves a Luis Mejía producto de una lesión muscular, la misma que ya le impidió jugar el pasado fin de semana ante Juventud en Las Piedras. Esto, automáticamente, confirmó a Rochet como titular, en lo que será su quinto juego oficial desde que llegó a Nacional y el cuarto desde el inicio.

Por esas cosas que el destino se empeña en cumplir, Rochet debutó con la casaca alba ante el equipo que lo formó, Danubio. Fue el 21 de julio e ingresó para reemplazar a Mejía (que había sufrido un golpe en la cadera) y disputar los segundos 45 minutos del encuentro que se jugó en Jardines del Hipódromo. Nacional lo ganó por 2-1 y el gol lo recibió él en el que fue, a los 26 años, su debut absoluto en el Campeonato Uruguayo.

Tres días más tarde, como Mejía seguía sentido, ocupó el arco en el partido de ida por los octavos de final de la Copa Libertadores frente a Inter de Porto Alegre. Fue caída 1-0 en Montevideo. Como no se exigió al arquero panameño para que llegara al partido de vuelta con el conjunto brasileño, pactado para el 31 de julio, tres días antes Rochet jugó su primer partido como titular. Fue triunfo 4-2 sobre Progreso.

Su última presencia fue el pasado sábado, en la victoria 2-0 sobre Juventud. Este fue el primer partido en la que el arquero mantuvo la valla invicta.

El arquero, que tuvo un pasaje por el turco Sivasspor antes de desembarcar en Nacional, suma 314 minutos en el tricolor, recibió 4 tantos y si bien no ha tenido fallas catastróficas, hasta ahora no ha dado una gran muestra de confiabilidad, por lo cual el hincha todavía lo mira con un poco de recelo.

Tiene buena estatura (1,90), pero no es un arquero salidor a la hora de cortar centros. Sí ha demostrado mucha velocidad de piernas para salir a tapar los mano a mano, en los que generalmente ha sido confiable. Es atajador y resolutivo. Esto significa que no se complica y si la opción más segura es mandar el balón al córner, lo hace.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)