COPA DEL REY

Será una semi con gusto a final

Barcelona y Real Madrid jugarán hoy el partido de ida en el Camp Nou; de acá, uno se queda sin triplete.

Foto: Reuters.
Foto: Reuters.

El Barcelona medirá hoy en la ida de semifinales de la Copa del Rey la mejoría del Real Madrid, aún con la interrogante de si podrá contar ante los “Merengues” con su capitán Lionel Messi, tocado en el muslo.

La presencia del capitán azulgrana ante el Real Madrid sigue siendo incierta, tras el golpe que sufrió en el muslo derecho en Liga el sábado. Los medios catalanes son optimistas en que Ernesto Valverde pueda contar con su principal figura. En Madrid, en tanto, no se animan confirmar la presencia del número 10, al menos desde el arranque del compromiso.

“Imaginamos que no puede estar muy mal”, decía el sábado el técnico del Barcelona, advirtiendo, no obstante, que “si ‘Leo’ está bien jugará, y si no está bien jugará otro”.

“En el fútbol siempre es bueno que jueguen los mejores todos los partidos, es así”, dijo Santiago Solari, DT del Real Madrid, en referencia al crack argentino.

El lunes, Messi se quedó en el gimnasio a la espera de probarse en el entrenamiento de ayer para tomar una decisión sobre la presencia del hombre más decisivo del Barça, que el sábado rescató a su equipo ante el Valencia con un doblete (2-2).

El elenco “Culé” ya goleó 5-1 al Real Madrid en octubre pasado en Liga sin su capitán, pero se trataba de una situación diferente.

“En aquel momento en Liga, ellos venían en un momento un poco más complicado desde el punto de vista anímico y ahora están en un momento diferente, con más confianza, están mejor, sacando resultados y eso hace mucho”, advertía el viernes Valverde.

Por todo. Entonces, el equipo blanco llegaba tras perder cuatro de sus últimos seis partidos, pero ahora, tras su victoria el domingo en Liga contra Alavés (3-0), los “Merengues” acumulan cinco victorias consecutivas.
“Vamos a pelear por todo, siempre hasta el final, ojalá hasta el final del calendario”, aseguraba el domingo el técnico del Real Madrid, Santiago Solari.

Real Madrid y Barcelona llevan cinco años sin enfrentarse en Copa, desde la final de 2014, que ganó el equipo blanco 2-1 en Mestalla, pero los “Merengues” también fueron los últimos en ganar en la fase eliminatoria al Barça en la semifinal de 2013 (1-1 y 1-3 respectivamente).

Después de la final de 2014, el Barcelona fue el rey incontestado del torneo con cuatro trofeos consecutivos y todavía en carrera por lograr el quinto consecutivo, algo que nadie ha conseguido en los 117 años de historia de la competición.

Pendiente de la situación de Messi, el Barcelona también mira hacia su joven extremo francés Ousmane Dembélé, que el lunes también se entrenó aparte tras su esguince de tobillo sufrido hace dos semanas, pero que parece apuntar al clásico, donde acompañaría a Luis Suárez en la ofensiva.

En el peor de los casos, si no se encuentra en condiciones, irá Philippe Coutinho.

Es un clásico y se juegan el pasaje a un final. Además, el que quede afuera ya no podrá ir por el triplete.

Benzema. Mientras el equipo azulgrana lidia con estas dudas, el Real Madrid llega al Camp Nou con la enfermería ya prácticamente vacía, aunque a la hora de hacer la alineación Solari tendrá que tener en cuenta también el importante partido de Liga del sábado ante Atlético de Madrid en condición de visitante.

El Real tomó impulso en las últimas semanas apoyado en el buen momento de forma del delantero Karim Benzema, que acumula 18 goles en 35 partidos oficiales esta temporada.

El francés parece entenderse a la perfección con el joven Vinícius Júnior y ambos apuntan a ser titulares en el clásico, aunque Solari no quiso dar pistas sobre si el brasileño se ganó ya un puesto fijo.

“No hay indiscutibles en el fútbol”, aseguró el “Indiecito”.

Equipos. Sin confirmaciones oficiales, se especula que el Barcelona irá con Marc-André Ter Stegen; Nelson Semedo, Gerard Piqué, Clément Lenglet, Jordi Alba; Sergio Busquets, Iván Rakitic, Arthur; Lionel Messi (si finalmente no juega ingresará Carles Aleñá), Luis Suárez y Ousmane Dembélé.

El Real Madrid, en tanto, irá con Keylor Navas; Daniel Carvajal, Raphael Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Luka Modric, Carlos Casemiro, Toni Kroos; Lucas Vázquez, Karim Benzema y Vinícius Júnior.

Resta ver si en la visita ocupará un lugar en el banco de suplentes Federico Valverde, el otro uruguayo protagonista en esta historia junto al “Pistolero”.

El encuentro comenzará a las 17.00 horas de Uruguay y será transmitido por Directv.

Puede caer la décima bala

Juegue o no juegue Lionel Messi, en Barcelona cuentan con la tranquilidad de que en ofensiva tienen un hombre hecho para esta clase de partidos: Luis Suárez. El uruguayo, quinto goleador histórico del club, tiene al Real Madrid como una de sus víctimas favoritas. Le marcó nueve goles en 11 cotejos, siendo el jugador en la historia blaugrana que llegó más rápido a esa cifra (superó incluso a los mismos Puskas y Messi). Además, viene afiladísimo. Festejó ante el “Merengue” en los últimos cuatro enfrentamientos. “’Leo’ y Luis son una seguridad para cualquier equipo. Cuando tiene el balón ‘Leo’, el movimiento de Luis está ahí, aparece solo y de forma natural. Si no juega ‘Leo’, Luis deberá conectar con otros compañeros. Estas sociedades hacen que los equipos funcionen”, reconoció Valverde. Habrá que ver si Barcelona tendrá a su capitán en cancha. De todos modos, está claro que el equipo de Solari deberá prestarle mucha atención al 9. Hoy puede caer su décima bala.

El disfrute puede ser doble

El que avance, dejará a su archirrival sin la posibilidad de conseguir el tan ansiado triplete: Liga de España, Copa del Rey y la Champions League. Eso, por sí solo, ya le pone un condimento extra al partido clásico. Sin embargo, el Barcelona es consciente que en su caso el disfrute puede ser doble. Es que si supera esta instancia (la revancha se jugará el 27 de febrero en el Bernabéu) y avanza a la final, también puede encontrarse con la posibilidad de prácticamente sentenciar la Liga ante el “Merengue” cuando se enfrenten el próximo 2 de marzo también en Madrid. En 22 fechas disputadas hasta el momento, el conjunto blaugrana marcha como único líder del certamen con 50 unidades. El Real está tercero con 42 (entre medio aparece el Atlético con 44) y aún no se da por vencido. Hay tres partidos entre medio antes del clásico liguero, pero lo que está claro es que si Barcelona llega con esta ventaja, quedará en una posición inmejorable para ir rumbo al título.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)