FÚTBOL INTERNACIONAL

Será una cita histórica

Deportivo y Celta ya llegaron a Uruguay para jugar el clásico gallego por primera vez fuera de su tierra.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Deportivo La Coruña Celta de Vigo

La visita del Deportivo de la Coruña y del Celta de Vigo a Uruguay no sólo supone una prueba de gran nivel en la pretemporada de los grandes, Nacional y Peñarol, quienes podrán medir sus fuerzas ante rivales de nivel europeo. Antes de eso, mañana se enfrentarán ambos equipos españoles (17:30 en el Gran Parque Central) y harán historia: nunca antes se disputó un clásico gallego fuera de tierras españolas y tampoco lejos de Galicia. Por tanto, será el primer derby para los dos conjuntos disputado en terreno neutral, en este caso el feudo tricolor. Todo un privilegio teniendo en cuenta que esta rivalidad nació en 1929, en la Segunda División española, y que se asentó, ya en Primera División, tras la Guerra Civil, en 1940.

Si bien es verdad que no llega al impacto del gran clásico de La Liga entre Real Madrid y Barcelona, en pasión el derby gallego está históricamente a la altura del resto de duelos locales, ya sea madrileño (Real-Atlético), sevillano (Sevilla-Betis) o vasco (Athletic Club-Real Sociedad). Como sucede en todos los duelos futbolísticos entre vecinos a lo largo del planeta, éste supone un trofeo aparte para todos los hinchas a lo largo de la temporada. Además, los gallegos se jactan de tener el derby más igualado respecto a otras provincias españolas: 25 victorias del Deportivo por 23 del Celta y 18 empates en los encuentros que tuvieron en la máxima categoría. Pero si se cuentan los de Segunda (y los dos de Segunda B en la 1980/81), los vigueses están en ventaja en triunfos 43 a 42, por 26 empates. De hecho es una rivalidad que cuando no la tienen, la extrañan: el Celta llegó a pasar 16 temporadas sin compartir la máxima categoría con el "Depor" y en 11 ocurrió a la inversa.

El lugar para trasladar el derby tampoco ha podido ser mejor: no hace falta recordar la gran cantidad de emigrantes españoles, particularmente gallegos, que Uruguay recibió, sobre todo en la posguerra. Algunos de ellos, y muchos descendientes que mantienen vivas sus costumbres y raíces agradecerán poder ver este partido en vivo sin precisar de volar a Galicia. "Hace más de 60 años que el ‘Depor’ no pisa Uruguay, y el Celta Sudamérica desde 1928. Cubrimos una deuda histórica", dijo antes de volar a medios locales el presidente de la Federación Gallega de Fútbol, Rafael Louzán.

Hay ganas de jugar el derby gallego "sea dónde sea".

El portugués Bruno Gama habló tras el viaje de 22 horas que tuvo el Depor. "Ha sido un poco largo pero ya estamos en el hotel. Siempre hay muchas ganas de jugar este partido, es un gran derby y por eso sea donde sea siempre es bueno", dijo a La Voz de Galicia, en la misma sintonía que el golero del Celta, Sergio Álvarez: "Un derby siempre es especial; aunque estamos en preparación, no nos gusta perder".

Buen vuelo para uno y regular para otro.

Tanto el Deportivo como el Celta llegaron ayer martes a Montevideo. Los vigueses lo hicieron primero, aterrizando alrededor del mediodía en el aeropuerto de Carrasco. Para sorpresa del plantel, allí les estaba esperando no sólo el presidente de la Federación Gallega de Fútbol, Rafael Louzán, sino varios seguidores celestes que les pidieron autógrafos y fotos. Algo peor le fue al Depo, que no aterrizó hasta varias horas después: todo debido a que la expedición perdió la conexión en Buenos Aires y su vuelo se alargó a 22 horas. Ambos equipos se hospedan en el Hotel Radisson: hoy de mañana entrenarán en el Complejo Celeste y después tendrán una recepción en la Embajada de España.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)