CLÁSICO

Señales: Gustavo Munúa ya tiene la oncena de Nacional para el clásico

La única duda que parece tener el entrenador de cara al domingo 9 de agosto pasa por quién será el lateral derecho, aunque está claro cuál es su orden de preferencia.

Gustavo Munúa en el duelo entre Nacional y Liverpool. Foto: Leonardo Mainé.
Gustavo Munúa. Foto: Leonardo Mainé.

Gustavo Munúa, como cualquier entrenador, evitará hacer referencia específica a la integración del equipo titular de Nacional que afrontará el clásico. Pero, como siempre, el repaso de las tareas desplegadas y hasta de las modificaciones realizadas son reveladoras de detalles que terminan cantando una formación y una idea de juego.

Y lo que ha ejecutado el entrenador en los partidos amistosos y hasta en las tareas tácticas reflejan que el cuadro está casi cantado. Si no es definitivo, si falta el sello oficial, en principio es porque parece claro que la ambición de tener un equipo intenso que cumpla con eficacia las dos transiciones pasa por aguardar la recuperación del “Zorrito” Mathías Suárez.

Mathías Suárez en Nacional
Mathías Suárez. Foto: Leonardo Mainé

Es un hecho que este lateral de selección entrega mejores resultados en las dos funciones, porque está tan atento a cumplir con los retrocesos defensivos como con las proyecciones por la banda para darle al equipo una constante salida por derecha.

A juzgar por los análisis que se pueden hacer por algunas observaciones concretas de los amistosos o de sus compactos, Armando Méndez no elevó su nivel de juego, por lo que si se constata la evolución de Suárez, al equipo de Munúa no le falta ninguna pieza por ajustar. O, al menos, en la colocación de los hombres en la cancha, porque en otros aspectos parece que todavía hay preocupación por la forma en la que se debilita el equipo después de un desgaste inicial que se produce tras los primeros 30 minutos de juego.

Pero, antes de llegar a ese tema, lo que sí parece descubierto es que el once titular del domingo 9 de agosto también tendrá a Santiago Rodríguez por el pasillo derecho de la ofensiva.

Un gol de Santiago Rodríguez le dio el triunfo a Nacional en Lima
Santiago Rodríguez.

La efectividad en algún cotejo lo colocó por delante de Rodrigo Amaral y de Brian Ocampo. Si bien Amaral puede proporcionar mejores asistencias, “Santi” parece darle hoy a Munúa mejores resultados en la generación de ataque por afuera.

Con estas cartas expuestas arriba de la mesa, lo que se puede precisar es que Munúa se inclinó por Mejía; Suárez, Corujo, Laborda, Oliveros; Neves, Yacob, Carballo; Rodríguez, Bergessio y Castro.

Lo que no es menor, después de reunir a los once jugadores que empezarán la contienda contra Peñarol, es descifrar qué aspecto está atacando preferentemente el técnico para superar un problema que le sigue apareciendo: la facilidad con la que le convierten.

El retraso del argentino Yacob para meterse entre los zagueros mejoró una parte del libreto, pero los problemas a espaldas de los laterales y, principalmente, la falta de velocidad que se tiene para ocupar rápidamente posiciones defensivas siguen siendo un gran dolor de cabeza.

La cuestión es ver si las solucionen llegan a tiempo, porque está claro que en el laboratorio se pondrá mucho acento en este aspecto. Munúa quiere tener protagonismo en ataque, pero terminar con los regalos. Y eso lo demuestra con un mediocampo que tiene a Neves, Yacob y Carballo.

Rodrigo Amaral
El diferente
Rodrigo Amaral. FOTO: Marcelo Bonjour.

Colocándole sobre un costado, especialmente por el derecho, se pierde desborde, pero se gana en sorpresa y creatividad. Rodrigo Amaral es el jugador que puede crear de la nada una acción de gol gracias a su extraordinaria pegada y a la riqueza técnica de su pierna izquierda. Como el mediocampo está fijo con tres hombres, pelea el puesto con Santiago Rodríguez y Brian Ocampo.

Gonzalo "Chory" Castro
Tiene lugar seguro en el 11
Gonzalo Castro celebra uno de los tantos anotados ante Peñarol. Foto: Gerardo Pérez.

Salvo una situación física, nadie duda que Gonzalo Castro estará en la banda izquierda del ataque tricolor. Sus antecedentes clásicos, especialmente los más recientes, lo colocan por encima del resto. Munúa sabe que no puede darle cabida junto con Amaral y Bergessio porque ve disminuida sus posibilidades de recuperación de la pelota, pero tiene claro que el “Chory” es carta de gol.

Gonzalo Bergessio
Capitán y líder del ataque
Gonzalo Bergessio en Nacional

Arriba pueden haber opiniones diferentes sobre Brian Ocampo, Santiago Rodríguez y Rodrigo Amaral, lo que nadie cuestiona es que la llegada al gol de Nacional depende en un enorme porcentaje de lo que haga el argentino Gonzalo Bergessio. Ya sea por sus propias definiciones de las jugadas o por lo que arrastra por la atención que demanda. Con buenos socios es letal.

Claudio Yacob
Organiza el juego
Claudio Yacob. Foto: Leonardo Mainé.

Lo que ha buscado Munúa es que el argentino Claudio Yacob sea el primer organizador del juego de ataque. De sus pies empieza a nacer la circulación de la pelota. Entiende el juego y ordena con sus indicaciones, pero mucho más con sus entregas porque sabe atacar los espacios vacíos. El problema es que necesita movimientos y precisión de sus compañeros para ser más incisivo.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados