NACIONAL

Entre semana se toma libre

Contra River Plate no apareció el salvador de Nacional.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Alfonso Espino. Foto: Francisco Flores

Nacional dejó los primeros dos puntos en el Torneo Apertura en el partido menos esperado. No por el rival —River Plate—, que venía de ganar su primer encuentro en el certamen ante Sud América, sino por cómo se dio el trámite del juego, en el que los tricolores fueron los grandes protagonistas.

El equipo que dirige Martín Lasarte jugó de los mejores primeros tiempos en lo que va del Apertura. Sin ser tan vistoso, fue ampliamente superior a un rival que tenía como premisa fundamental mantener su arco en cero.

Jugando con Carballo y Arismendi como volantes centrales, "Seba" Rodríguez unos metros más arriba como enganche y por afuera con Lozano y Aguirre, Nacional generó en los primeros 45 siete situaciones claras de gol, pero no pudo anotar, en una constante que le viene pasando en los primeros tiempos.

Un tiro a colocar de Fernández (8) y un cabezazo del mismo protagonista tras córner de Lozano (31) —ambas jugadas bien resueltas por Nicola Pérez, con grandes atajadas— junto a dos claros mano a mano que tuvo Aguirre, fueron las jugadas más destacadas que tuvo Nacional en la primera parte, pero que no logró resolver para marcar.

Con un Arismendi sólido, bien secundado por el juvenil Carballo (jugó su primer partido como titular en la era de Lasarte) y muy buenos minutos de Rodríguez (quien se mostró movedizo, punzante con sus pases entre líneas y jugando con dinámica), Nacional tuvo pasajes de buen fútbol y casi que no pasó zozobras en el fondo. En River, en ataque, destacar las buenas arremetidas de Agustín Gutiérrez por izquierda, donde en general le ganó los duelos al colombiano Otalvaro, quien no se mostró firme en defensa y no fue certero en los centros.

Nacional había ganado sus partidos en el Apertura en los segundos tiempos, pero ayer no apareció el salvador, como sí lo hizo Aguirre contra Danubio, el "Tata" con Plaza, Viudez ante El Tanque y Lozano con Liverpool; sólo por nombrar algunos ejemplos. Es que en el complemento Nacional bajó su rendimiento, estuvo más entreverado y no generó tantas situaciones de gol. Es más, River tuvo un par de ocasiones muy claras de gol que Saavedra no supo aprovechar.

Quizá la tarde de gloria estaba reservada para el juvenil Diego Coelho, que debutó de manera oficial en Nacional, cuando fue a cabecear una pelota que le dejó servida Ligüera a tres minutos del final, pero Ale lo desestabilizó y le cometió penal, en una jugada que Falce desestimó.

Al final, Nacional se fue con un empate con gusto a poco, pese a que la unidad lo dejó como único líder del Torneo Apertura.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)