CAMPEONATO URUGUAYO

Fin de semana sin fútbol y con dudas de los protagonistas de que algo cambie

La gente del fútbol disfrutó en familia, pero no pudo sacarse a Agustín de la cabeza. Y espera que se tome conciencia sobre algunas cosas.

Ayudante llevando pelotas de fútbol. Foto: Gerardo Pérez
 Foto: Gerardo Pérez

F ue un fin de semana sin fútbol. La Asociación Uruguaya de Fútbol decidió el jueves suspender todas las actividades por el fallecimiento de Agustín Martínez. Los integrantes de la Mutual exhortaron a sus asociados a no entrenar este fin de semana y a reflexionar sobre lo sucedido con el juvenil de Boston River.

Tener un fin de semana libre cuando se vive a contrapelo de la familia siempre está bueno. Y aunque lo aprovecharon, los protagonistas del fútbol no pudieron sacarse lo que sucedió con Agustín de la cabeza.

Rodrigo Odriozola disfrutó el fin de semana descansando. Es que tras haberse fracturado el dedo pulgar se su mano derecha en un entrenamiento, está aprovechando que no puede atajar para realizar un acondicionamiento físico y estaba muy cansado. “Me parece muy bien que nos solidarizáramos con la familia de Agustín, pero creo que esto de no jugar y no practicar también es un llamado de atención, una alerta, para que estas cosas no vuelvan a pasar. O si suceden, que al menos se cuente con lo necesario para la reanimación”, dijo el arquero picapiedra, que está haciendo el curso de entrenador en San José y en la clase de anatomía hizo un curso de primeros auxilios.

“La profesora nos explicó que en el hospital las posibilidades de salvar a una persona que tuvo un paro cardiorrespiratorio es del 50%, mientras que fuera del hospital y sin gente capacitada para realizar la reanimación o sin un desfibrilador el porcentaje es de 5%. Si hay un desfibrilador y hay gente que hizo el curso, el porcentaje ese aumenta a un 25%”, dijo el arquero picapiedra.

“Es un hecho lamentable que se cuente con las herramientas necesarias, pero que no estén en buen estado. Habría que apuntar a eso”, afirmó Odriozola.

odriozola

El volante de Fénix, Raúl Ferro, aprovechó para pasear con su familia y para hacer unos trabajos en su casa, pero el tema de Agustín estuvo siempre en su mente. “Me lo tomé para salir un poco con la familia, porque nosotros cuando se juegan los campeonatos nunca tenemos un fin de semana libre. Creo que estuvo bien que no se jugara por respeto a la familia de Agustín. Lo que le pasó es algo que te deprime mucho y te pone muy mal por cómo fue y por la edad que tenía el muchacho. Ojalá que sirva para que se tomen medidas, que las revisaciones médicas sean más estrictas. A mí me tocó salir al exterior y ahí te das cuenta la diferencia. Llegás y te hacen mil y una revisaciones, mientras que acá no te hacen nada de eso. Y estamos hablando de fútbol profesional”, enfatizó “Tito”.

Tito


El capitán de Defensor Sporting, Martín Rabuñal, se pasó haciendo fuego el fin de semana, pero más allá de eso piensa que no haber jugado es importante para que se tome conciencia de lo que hay que mejorar. “Lo que pasó con Agustín es algo muy triste. Y aprovecho para saludar a su familia. Fue un golpe muy duro para todos porque se trataba de un chiquilín que buscaba un sueño, el de jugar al fútbol, como tantos de nosotros. La decisión de parar el fútbol tiene que servir para tomar conciencia sobre algunas cosas que pasan en el fútbol uruguayo. Porque estamos muy atrasados en muchas cosas. No puede ser que no se cuente con las herramientas que puedan ayudar en estos casos. No jugar estuvo bien para apoyar a la familia y para que se entienda que atrás del negocio que es el fútbol hay personas que sufren y luchan día a día”, dijo el volante, quien el sábado acompañó la pintada en el Franzini y luego se fue con varios compañeros a la casa del arquero Sebastián Fuentes a prender un fuego y hacer un asadito. Y ayer repitió el plato, esta vez con su cuñado. Ambos hicieron un asado para esperar al resto de la familia que llegaba de hacer feria como todos los domingos.

Martin Rabuñal en Defensor Sporting

Al técnico de Liverpool, Paulo Pezzolano, el fin de semana libre le vino como anillo al dedo porque hace unos días atrás se amplió la familia. Llegó Manuel para hacerle compañía a las dos nenas de la pareja: Paulina y Pilar. Para el reciente campeón del torneo Intermedio estuvo bien no jugar, pero no está convencido de que en realidad sirva para mejorar algunas cosas. “No sé si servirá para reflexionar, pero estuvo bien no jugar por respeto a la familia. Además, los futbolistas no estaban para jugar, mucho menos los de Boston River que veían a diario al muchacho. Lo que pasó nos shockeó mucho a todos”, dijo Pezzolano.

“Ojalá que sirva para ayudar en algunos detalles. Por ejemplo, no puede ser que haya clubes que no tengan un médico para las juveniles. Aunque nadie puede asegurar que si se hubiera contado con todo lo necesario, Agustín se hubiera salvado. Por respeto está bueno que no se haya jugado, no sé si va a servir”, insistió el técnico negriazul.

Pezzolano

El volante tricolor Mathías Cardacio cree que la medida fue acertada. “Esto que pasó nos roza muy de cerca a todos. Y nos hace reflexionar en muchos aspectos. Entiendo que la decisión fue acertada y espero y deseo que sirva para unirnos entre todos para mejorar este fútbol que tanto necesita profesionalizarse en muchos aspectos. Aprovecho para mandarle un abrazo muy fuerte a la familia de Agustín y a sus amigos”, dijo el “Bochita”.

Cardacio también disfrutó del fin de semana libre en familia. “Tuvimos un evento al que pudimos ir todos juntos, cosa que no se da muy seguido”, relató el papá de la pequeña Catalina.

Mathías Cardacio en un entrenamiento con Nacional. Foto: Archivo El País.

“Estuvo bien no jugar, sobre todo por respeto a la familia de Agustín”, coincidió el defensa de Wanderers, Damián Macaluso. “Y ojalá sirva para que se tomen medidas y se reglamenten algunas cosas. Por ejemplo, que haya un desfibrilador en buenas condiciones en todas las canchas donde juegan los niños, los juveniles. Porque una cosa son los partidos que se ven por televisión y otra muy diferente, el resto. Ojalá se haya podido reflexionar”, afirmó “Maca” quien aprovechó el fin de semana para descansar en familia y almorzar bien tarde, algo que nunca se puede hacer los domingos.

Damián Macaluso celebra su gol ante River. Foto: Marcelo Bonjour.


Carlos Grosmüller, el volante de Danubio, está de acuerdo con que no se haya jugado, pero tiene dudas respecto a si la medida va a ser efectiva. “Si va a servir no lo sé, pero me parece bien que se haya parado. La medida se tenía que tomar sí o sí. Lo que pasó fue muy grave. Jugar era una locura con lo que pasó. Era un chiquilín, fue una gran pena para todos”, dijo “Maravilla”.

“Creo que todos tenemos dudas de si realmente va a servir. Pero la medida fue con el fin de que se puedan solucionar las cosas que están mal. Se tendría que tomar consciencia”, agregó el danubiano que no se movió de su casa en todo el fin de semana, pero recibió algunos amigos para comer todos juntos.

Carlos Grosmuller
Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)