WANDERERS

Con el sello de Wanderers

El triunfo ante el Zamora dejó la huella bohemia del principio hasta el final.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Trajín. Adrián Colombino, un “todo-terreno” del bohemio. Foto: AFP

Wanderers volvió a sorprender en la Copa Sudamericana. Ganó de visitante ante un rival siempre difícil y en un clima complicado, al que los futbolistas uruguayos no están habituados a soportar. Calor y humedad, pesan y mucho cuando el adversario va y va hacia el arco propio. Y eso fue lo que hizo el Zamora. Atacó siempre y buscó por las bandas romper el cerco defensivo del bohemio. Tuvo llegadas, no tan profundas, claro, pero siempre encontró una buena respuesta de los zagueros y fundamentalmente, de Leonardo Burián, que en la noche del jueves volvió a confirmar su gran momento.

"Era difícil, lo sabíamos de antemano. Y en un clima jodido, uno de los secretos era la tenencia de la pelota. Había que descansar con ella, y creo que lo hicimos bastante bien", dijo el capitán bohemio.

Pero el triunfo de Wanderers no sólo se sostuvo en las manos de su arquero. Hubo un buen trabajo de equipo, mantuvo su idea en cancha, y en los peores momentos (en el tramo final del cotejo) sacó la pelota jugando desde el fondo y no "bartoleándola" para cualquier lado. Es más: esa tendencia casi le cuesta un gol, porque en una salida del fondo entre Gómez y Díaz, le dejaron la pelota al rival al borde del área. El tiro de Soteldo —la figura del dueño de casa— terminó en las manos de Burián ante el achique y la buena ubicación del meta.

Además de su propuesta, Wanderers tuvo grandes rendimientos individuales. Barboza en el fondo, Verges y Rivero en el medio, "Nacho" González en el manejo de la pelota, y arriba, la viveza y experiencia del "Chapa" Blanco para ingeniérselas y complicar a toda la defensa venezolana.

El bohemio, aún sin el rodaje necesario para encarar este tipo de exigencias, logró plasmar su juego. No se defendió a ultranza, buscó llegar al arco rival y tras un tiro de esquina llegó el notable frentazo de Matías Santos para poner el 1 a 0 cuando promediaba el segundo tiempo. Fue un gol clave. Porque trastocó los planes del Zamora, lo hizo apurarse, equivocarse, y a Wanderers le dio oxígeno en el tanteador y en la cancha, porque se replegó, tocó la pelota, exasperó a su adversario, y lo complicó en la serie.

El tramo final fue el más duro. Ya el calor y la humedad pesaban demasiado, y si a eso se le sumaba la ausencia (por pérdida de conocimiento tras un cabezazo) del "Chapa" Blanco, y la expulsión del "Nacho" González, lo del bohemio fue mucho más que un triunfo. Fue un paso gigante de cara a lo que se viene. No sólo ganó de visitante. Marcó un gol y mantuvo su valla invicta, dos premisas claves en estas series donde no sólo hay que ganar, hay que cuidar el arco propio como si fuese un tesoro.

La figura bajo los tres palos: Leonardo Burián.

Mantener el cero en el arco en los duelos de ida y vuelta es clave en la Copa Sudamericana. Leonardo Burián, al igual que ante Ohiggins, en Chile y en Montevideo, fue la figura en el encuentro jugado el jueves en Venezuela. Sin ser muy exigido, respondió con creces y mantuvo su arco invicto. Lleva tres partidos con cero gol en contra.

La propuesta: no cambia.

Wanderers no dejó de lado su filosofía de juego jamás. Cuando el rival asediaba sobre su arco, salió del fondo jugando sin "rifar" la pelota. Mérito del entrenador.

Experiencia: sumó "Nacho".

Además del "Chapa" Blanco, ahora Wanderers cuenta con el talento y la experiencia de "Nacho" González. Jugadores de peso en un plantel joven.

Las formativas: un éxito.

Wanderers sufrió una verdadera sangría, sin embargo, sigue sacando jugadores de sus formativas. Y mantienen el estilo de juego en cancha. Gran virtud.

La continuidad: es clave.

Desde Daniekl Carreño, pasando por Salvador Capitano, Diego Aguirre, Alfredo Arias y ahora Gastón Machado, Wanderers tuvo una continuidad en el estilo de juego.

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)