PEÑAROL

Con el sello de "Leo" Ramos

Jugando mejor o peor, este Peñarol consiguió lo que no tenía: identidad.

El eterno femenino de una imaginativa pintora
Garra. “Me queda la sensación de que nos transformamos en un equipo donde la actitud sobra y se corre cada pelota como si fuera la última”, dijo.

No brilla, es cierto, pero este Peñarol contagia. Se gana los aplausos del hincha cuando golea como ante El Tanque Sisley y Wanderers y también cuando, estando en desventaja, mete al rival en su arco como contra Fénix o el propio Atlético Tucumán.

No es un equipo que esté consolidado ni mucho menos. De hecho, dejó seis puntos en el Torneo Apertura y recién se acomodó en su grupo de la Copa Libertadores tras el duro traspié en el debut. Mantiene una columna vertebral, pero sigue buscando los jugadores adecuados en algunos sectores para determinar ese equipo ideal.

Lo que sí es cierto, es que este Peñarol tiene el sello de los equipos de Leonardo Ramos. Repasémoslo esto en cinco puntos:

Uno: es un equipo que no regala nada. Propone intensidad e intenta ahogar permanente a su rival aún dejando espacios en el fondo. Los volantes externos y los laterales cumplen un rol clave en el funcionamiento.

Segundo: acá no hay licencias. Los primeros defensores son los delanteros y por eso realizan un esfuerzo y un trabajo al que no estaban acostumbrados. Bajan pelotas, ayudan en la marca y cubren espacios. Los entrenamientos también presentan el mismo nivel de exigencia. La idea es que si se quiere jugar de esa manera, hay que entrenar de la misma forma.

Tercero, hace principal hincapié en el sentido de pertenencia. Constantemente habla de que Peñarol tiene que volver a parecerse al de antes y lo reafirma con hechos. Recalca el valor de vestir esta camiseta y hace sentir la importancia de tener a Los Aromos y el Campeón del Siglo como patrimonio.

Cuarto: se apoya en los líderes. Se la jugó por Marcel Novick aunque no tenía rodaje, pidió por el regreso del "Cebolla" Rodríguez y eligió darle la cinta a dos chicos del club como Nahitan Nández y Gastón Guruceaga.

Quinto: toma decisiones sin que le tiemble el pulso. Descartó a los jugadores que entendía que eran prescindibles, bancó a Lucas Cavallini a pesar de algunas críticas y apostó por Mauricio Affonso cuando parecía que su estadía en el club estaba terminada.

No brilla, pero sí contagia. Este conjunto mirasol tiene el sello de "Leo" Ramos.

G. Guruceaga.

Le trajeron a un arquero, pero igual lo mantuvo en el puesto. Ante Tucumán jugó uno de sus mejores partidos desde que está en Primera.

R. Arias.

Llegó al club y de inmediato se transformó en líder. Es uno de los que más habla en la interna. En la cancha, transmite y contagia.

N. Nández.

Ahora como capitán, se consolidó como volante por derecha y le agregó gol a su juego. Es uno de los favoritos de la tribuna.

G. Rodríguez.

Ahora sí, cada día más parecido al delantero que brilló en Wanderers. Encarador y mucho más goleador. Se volvió a sentir importante.

"Cebolla" Rodríguez.

Con el correr de los partidos, viene levantando su nivel y comenzó a ser determinante. Es la manija del equipo y el salto de calidad que fue a buscar en el período de pases. Físicamente se lo ve cada vez mejor. Peñarol lo necesita así.

LA COLUMNA.

Cavallini para el Apertura.

Llegó para ser la referencia de área de Peñarol, pero una sanción que arrastraba de Fénix lo dejó sin los primeros cuatro partidos de la Copa Libertadores. De todos modos, Ramos manifestó que le va a respetar su puesto en el torneo local. Le quedan por cumplir dos juegos: ambos ante Palmeiras.

Affonso para la Libertadores.

Retornó de su préstamo en Racing y fue una de las sorpresas de la pretemporada cuando Ramos manifestó que lo tendría en cuenta. Ante la ausencia de Cavallini, se ganó un lugar en el equipo de la Copa. En su estreno, marcó el tanto de la victoria (2-1) ante Atlético Tucumán.

AURINEGRAS.

Equipo - Con cambios.

Ante Rampla, Petryk iría a la izquierda y entraría Silva. Ronaldo o Perg irían por Villalba.

Hernández - Lo cuidan.

Tiene una pequeña contractura en los adductores del muslo y se prefiere no arriesgarlo

Villalba - Descanso.

El defensor paraguayo, que jugó todos los minutos, no estará ante el "Picapiedra".

Reportar error
Enviado
Error
Reportar error
Temas relacionados
Te recomendamos
Max caracteres: 600 (pendientes: 600)